Fuente: Jenny Bustamante Ferrell
01/12/2022

¡Año nuevo, vida nueva!

Feliz comienzo del 2022. Deseo que esta etapa que comienza en el calendario sea también una oportunidad para ti de recomenzar nuevos proyectos, hacer ajustes de los planes y metas en función de ir tras tu mejor versión. 

Y, como cada año, te aliento a escribir tus resoluciones, hoy quiero invitarte a que lo hagas tomando en cuenta cada área de tu vida en la que quieras mejorar, cultivar hábitos saludables, dejar atrás todo lo que te hace sentir mal, desde relaciones, trabajos, vicios; y quiero hablar en esta columna sobre la importancia de tomar en cuenta durante estos próximos 12 meses: tu salud mental.

La salud mental es un tema muy amplio y del cual cada día estamos todos
aprendiendo más.

Hoy especialmente quise hablarte de los retos que representan para la salud mental, vivir con estrés financiero. 

Para muchas comunidades minoritarias, incluida la nuestra, la inestabilidad financiera es una crisis. 

Datos provenientes de la Asociación Americana de Psicología muestran que las personas señalan el dinero como una de las primeras razones de ansiedad y estrés, especialmente quienes perciben bajos ingresos. 

Los expertos señalan que el estrés económico debería considerarse como trauma en la vida de las personas y estos los especialistas de la psicología juegan un rol importante para tratar este problema. 

El Covid-19, entre otros efectos devastadores, ha puesto en situación de vulnerabilidad a muchas personas por primera vez en sus vidas: sus vidas, en desempleo, en enfermedad. Si a eso le sumamos a las personas que están en relaciones abusivas y son dependientes económicamente de su
abusador/a, podemos ver este problema desde una perspectiva amplia, entendiendo que todos estos factores detonan la ansiedad financiera.

También es sano mantener en vista el hecho de que muchos inmigrantes no conocen aún el sistema económico en este país.

Reconocer que todos, en algún momento, podemos sentir ansiedad o estrés financiero es importante.

Entender que hay factores que pueden detonar este estrés e identificar cuáles son, sería el primer paso para buscar ayuda o ayudar a quien lo necesite. 

Los terapeutas y especialistas de la salud mental podrían ayudarte, si es necesario, con herramientas que van desde secciones, técnicas de respiración, entre otras. 

La familia puede ser fuente de preocupación o calma ante una situación de éstas. 

También es importante tomar conciencia de que las personas que cuentan
con familia que les apoyan y ayudan son más saludables y tienen mayor bienestar que aquellos individuos cuyas familias les producen estrés. 

El apoyo puede venir de amigos, pareja, familia, grupo de apoyo, iglesia... Lo importante es mantener un círculo social sano en todo momento, no solo en casos de dificultad. 

Igualmente, ayuda ejercitarse, dormir y comer bien.

En este momento que comenzamos un año, es bueno evaluar nuestros niveles de estrés y analizar si pudiera estar siendo detonado por el dinero. Si este es el caso, busca ayuda, haz un plan escrito, ejercítate y ten fe en que aún en los inviernos más severos se esconde una cálida primavera. 

Me despido con esta reflexión: Cuando el estrés y la ansiedad aparecen, no olvides los comportamientos saludables que te pueden ayudar a lidiar
efectivamente con estos.


51 Me alegra 56 Me gusta 52 Me enoja 52 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión