Fuente: EFE
02/07/2020

Colorado (CO), 7 feb (EFE News).- Residir en zonas rurales no afecta de manera negativa la expectativa de vida, salvo en Colorado, Montana y Wyoming, una excepción en la que los hispanos y otras minorías no tienen nada que ver, según un estudio realizado por la Universidad Tecnológica de Texas (TTU).

El reporte, difundido en el sitio web de HealthCare Finance, fue coordinado por Gordon Gong y por Scott Phillips, ambos del Centro de Ciencias de la Salud (HSC) de TTU, quienes analizaron datos nacionales de los últimos cuatro años y concluyeron que "vivir en zonas rurales tiende a favorecer una menor mortalidad".

Se sabe desde hace 40 años, dice el informe, que tres factores (nivel socioeconómico, falta de médicos rurales y carencia de seguro de salud) afectan negativamente la expectativa de vida en las zonas rurales, como también sucede, aunque en menor medida, en zonas urbanas.

El análisis determinó que, con la excepción de los tres estados mencionados, y a pesar de las variaciones de estado a estado, el simple hecho de vivir en zonas rurales no reduce la vida de las personas.

Según Gong y Phillips, las razonas por las cuales la mortalidad rural en Colorado, Montana y Wyoming es diferente que en el resto aún no quedan claras, por lo que iniciarán un estudio del tema.

Según sus indagaciones, la presencia de hispanos y afroamericanos no aumenta el índice de mortalidad general en áreas rurales, aunque tanto hispanos como afroamericanos ven modificada su expectativa de vida en zonas rurales, pero de distintas maneras y por distintas causas.

En el caso de hispanos en zonas rurales, los investigadores aluden a un fenómeno conocido como "la paradoja hispana", que es un "hallazgo epidemiológico aceptado que los hispanoamericanos tienden a tener resultados de salud comparables y, a menudo, mejores que los de los blancos no-hispanos", a pesar de que en promedio tienden a tener menor nivel socioeconómico.

El estudio indica que, más allá de esos hallazgos, la situación en zonas rurales se complicará debido al cierre de hospitales en esas áreas.

Citando estadísticas del Buró Nacional de Investigaciones Económicas, el estudio subraya que desde 2010 se cerraron 113 hospitales en zonas rurales (la mayoría en California) y otros 430 podrían cerrarse en el futuro cercano.

"Nuestros hallazgos sugieren que las gestiones estatales y federales para responder a la disparidad rural-urbana (en los tres factores mencionados) pueden aliviar el más alto nivel de mortalidad que afecta a los residentes rurales de Estados Unidos", afirmaron Gong and Phillips.


37 Me alegra 37 Me gusta 40 Me enoja 43 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión