Fuente: María Alessandra Matute
05/16/2019

Raleigh, N.C., 11 de mayo de 2019- Incluso bajo la lluvia, representantes de organizaciones civiles agrupadas en el Colectivo NC realizaron una vigilia, frente a la mansión oficial del gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, el pasado sábado 11 de mayo, para pedirle que vete el proyecto de ley HB 370 que, de ser aprobado por el Senado estatal, obligaría a los cuerpos de policía de Carolina del Norte a cooperar con las brigadas de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en la detención de inmigrantes indocumentados. 

Recordaron al jefe del Ejecutivo regional que la población hispana estuvo allí para apoyarlo y que "es tiempo de retribuir".

"Le pedimos al gobernador Roy Cooper que no nos ignore", expresó el vicepresidente del Colectivo NC, Antelmo Salazar. "El voto latino hizo la diferencia para que fuera elegido como gobernador. Hoy hacemos un llamado para que se comprometa públicamente a vetar esta propuesta de ley en caso de que sea aprobada, y también para que ejerza su liderazgo en función de que los legisladores demócratas se unan y voten en contra de la HB 370", advirtió.

La vigilia transcurrió sin contratiempos durante más de dos horas, específicamente en el 220 N de la calle Blount, donde se encuentra ubicada la residencia oficial.

Chubascos pasajeros obligaron a los presentes a sacar sus paraguas, pero nada los disuadió de ejercer sus derechos a la defensa de los derechos de la comunidad hispana. 

En este marco, distintos activistas tomaron la palabra para destacar el efecto negativo que tendrá la ley entre la población inmigrante de Carolina del Norte.

"Amenaza a nuestra comunidad y eliminará el progreso que hemos logrado con los alguaciles y policías de nuestras áreas", destacó Pilar Rocha Gómez, del Centro Hispano de Durham. "Estamos aquí para llamar a nuestra comunidad y a nuestros aliados, pero especialmente a nuestro gobernador para que vete la propuesta si llega a su escritorio", recalcó.

"No podemos permitir que se nos siga atacando. Nosotros tenemos derechos porque vinimos a trabajar y a enriquecer a este país", expresó por su parte Yolanda Zabala, del Colectivo NC.

"Pedimos también que los legisladores entiendan que propuestas de ley como éstas vienen a debilitar a este estado", destacó un representante de la comunidad, quien invitó a orar para que el proyecto no pase.

Hasta la fecha, los aludidos no parecen haber considerado este punto de vista, pues la HB 370 fue aprobada por la Cámara de Representantes el 9 de abril y ahora espera por su debate en el Senado.

"Bajo esta propuesta, los alguaciles tendrían que verificar el estatus migratorio de todos los inmigrantes arrestados por cualquier delito, y honrar las órdenes de detención de inmigración; los condados no podrían negarse a transferir a ICE la custodia de un inmigrante indocumentado que se encuentre en una cárcel o centro de detención y se impondrán penalidades a las ciudades, condados y agencias policiales que incumplan con las leyes estatales de inmigración", alertó el Colectivo NC.

Venganza y racismo
Para el Reverendo Dr T. Anthony Spearman, presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) de Carolina del Norte, está muy claro el trasfondo y la intención que trae consigo la creación del proyecto de ley HB 370. 
Lo calificó como inmoral, opresivo y antidemocrático, y afirmó que es un estrategia política para castigar a las comunidades negras y latinas que se han organizado para elegir alguaciles de color en las elecciones pasadas.
"Quiero ser claro, esa propuesta no resuelve ningún problema de Carolina del Norte ni ayuda a sus residentes, sino que fue diseñada por un patrocinador que ha admitido abiertamente su colaboración con ICE. Es radicalmente injusta porque pretende deshacer y minimizar las victorias ganadas en las urnas por votantes negros, morenos, amarillos y blancos en un movimiento de fusión. No nos equivoquemos, hay un horrible racismo en esta nación que se manifiesta cada vez que las comunidades negras y morenas se unen. No lo saben aún? ¿No nos van a detener de unirnos hasta que la justicia baje como un río y la justicia como un manantial que no deja de fluir", manifestó Spearman.

Resistencia
Pese a la sombra de la amenaza que se cierne, las organizaciones y líderes comunitarios se mantienen firmes en defensa del terreno ganado con esfuerzo y trabajo a lo largo de los años. 
"La idea es que sigamos presionando. No podemos movernos de esta posición", insistió Pilar Rocha Gómez. 
"Vamos a estar aquí luchando por nuestra dignidad. Esto apenas comienza, no termina hasta que veten la 370", concluyó Zabala.


28 Me alegra 22 Me gusta 22 Me enoja 22 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión