Fuente: Coreen Villalobos Mundo
04/03/2019

Raleigh, N.C., 1 de abril de 2019- La velocidad que ha caracterizado el proceso de propuesta, lecturas y debates del proyecto de ley HB 370 "Requerir la cooperación de los Sheriff con ICE", dentro de la Asamblea General de Carolina del Norte, mantiene en vilo a las comunidades de inmigrantes y a miembros de las organizaciones que defienden los derechos civiles y fundamentales de los hispanos.

La controversial propuesta de ley plantea la obligación que tendrán los alguaciles de cooperar con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y a cumplir órdenes de detención y procesamiento, bajo la discrecionalidad de funcionarios de esta agencia federal. También prohíbe a las autoridades locales y policiales impedir el trabajo de ICE en las cárceles y concede el poder a personas civiles de demandar a las agencias locales que no cumplan con las leyes estatales relacionadas con inmigración. Bajo toda esta presión, las entidades que se resistan a colaborar, serían multadas.

De acuerdo con el proyecto, la autoridad que administre cualquier tipo de centro de detención deberá intentar determinar si el prisionero -detenido por una ofensa criminal- es un residente legal de Estados Unidos mediante una investigación del reo o la verificación de cualquier documento.

La propuesta de ley fue introducida el 14 de marzo por legisladores republicanos. Pasó la primera lectura el 18, cuando se marcó su trayectoria de debate.

Primero, el comité de Poder Judicial la reportó favorable para proseguir. Fue suscrita por el comité de Gobierno Estatal y Local el 27 de marzo, con 17 votos a favor y 9 en contra. Su último debate se libró el 1 de abril en el Comité de Reglas y Operaciones de la Cámara de Representantes, en cuyo seno también fue aprobada. Según el calendario legislativo, el miércoles 3 abril sería presentada ante el pleno de la Cámara de Representantes.

La  HB 370 ha sido defendida por 30 legisladores republicanos, dentro de los cuales figuran Tim Moore, quien preside la Cámara de Representantes; y Harry Warren, quien ha cambiado radicalmente su posición política al respaldar esta propuesta de ley que se vislumbra anti-inmigrante, después de haber defendido un proyecto legislativo que permitiría a indocumentados manejar con licencia en Carolina del Norte.

La directora ejecutiva de El Centro Hispano, Pilar Rocha, calificó de angustiante que "los legisladores republicanos la quieran pasar a como dé lugar. Se está moviendo muy rápido y, si obtiene carácter y fuerza de ley, afectará negativamente la cotidianidad de toda nuestra comunidad, especialmente de las personas que no tienen documentos. En consecuencia, Carolina del Norte se convertirá en un estado intolerante y negado a la inmigración".

Si bien es cierto que el camino que debe transitar para convertirse en ley es largo, también lo es que su curso ha sido veloz. Si es aprobada en la Cámara Baja, pasará al Senado estatal desde donde continuará su debate.

El agitado y expedito comportamiento legislativo en torno a este proyecto ha impulsado a las organizaciones asociadas al Colectivo NC a protestar frente a la legislatura. El lunes 1 de abril, varios de sus representantes tuvieron reuniones con algunos legisladores, para mostrarles una proyección del nivel de intolerancia que reinaría en el estado en contra los inmigrantes, si es aprobada.

"Estamos asegurándonos de tener los suficientes votos para que no se convierta en ley. Vemos muy complicada esta propuesta, pero la comunidad está más unida, movilizada y está consciente de lo que debe hacer para lograr que el gobernador Roy Cooper vete el proyecto, si llegase a pasar", dijo Rocha.

Cree que "debido a que se están presentando demasiadas propuestas de ley a la vez, varios legisladores podrían estarse confundiendo. Las propuestas tienen pedazos con los que unos están de acuerdo y otros no".

En tal sentido, agregó que "nuestra labor es informar sobre cómo esta propuesta puede afectar a nuestra comunidad para que los legisladores demócratas que están con nosotros se nieguen a ella y sobre todo para que el gobernador la vete. Por eso, nos reunimos con algunos de ellos hoy -el lunes 1 de abril-".

Pilar Rocha volvió a fustigar la actitud silente del gobernador Roy Cooper frente a las últimas redadas de ICE.
"Nosotros lo estuvimos presionando para que dijera algo y él se manifestó muy tímidamente. Entonces, creemos que ahora, frente a la posibilidad de aprobación de este proyecto, el gobernador debe recordar que el voto latino tiene mucho peso y que las comunidades hispanas demandan de él una posición más contundente", dijo antes de confirmar la importancia de la movilización ciudadana masiva hacia los censos y los procesos electorales.


40 Me alegra 33 Me gusta 35 Me enoja 34 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión