Fuente: Coreen Villalobos Mundo
01/23/2019

Raleigh, N.C., 20 de enero del 2018- Albergando en sus corazones la esperanza de que en Venezuela se fortalecerá el movimiento socio-político que se propone arrebatarle la silla presidencial a Nicolás Maduro, por la vía constitucional; instalar un gobierno de transición que entregue a los ciudadanos la oportunidad de volver a participar en elecciones libres, y cristalizar el sueño de volver a sentir la prosperidad de este país, donde reside la mayoría de sus familiares, decenas de venezolanos elevarán un grito de protesta este miércoles 23 de enero en el centro de Raleigh.

Esta manifestación se realizará, de manera simultánea, en 39 ciudades de Estados Unidos y en la capital de Carolina del Norte tendrá lugar en el 300 Fayetteville St, NC 27602, de 7:30 p.m. a 9:00 p.m. Los venezolanos en Charlotte se concentrarán en el Marshal Park, ubicado en el 800 East 3rd St.

Bajo el nombre "Gritemos con brío" fue bautizado el actual movimiento social que unirá las voces de los venezolanos dentro y fuera del país en contra del régimen de Nicolás Maduro. Con esta expresión inicia una estrofa del himno nacional que proclama la muerte de la opresión. A esta movilización se suman los venezolanos que viven en 38 países del mundo entero, muchos de ellos protagonistas de la reciente diáspora que ya se eleva a casi 4 millones de ciudadanos que se han visto forzados a huir en busca de mejores oportunidades de vida.

Alving García, organizador de la vigilia de Raleigh y uno de los creadores del documental "Represión en el paraíso" que plantea la cruda realidad que han enfrentado las familias venezolanas durante el chavismo, aseguró que "desde Carolina del Norte apoyaremos al pueblo que va a salir a las calles el 23 de enero para reclamar su libertad y al presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, cuya legitimidad está contemplada en la Constitución Nacional y ha sido reconocida por la comunidad internacional".

Dijo, en entrevista exclusiva para La Conexión USA, que es responsabilidad de los venezolanos en el exterior hacer todo lo posible para contribuir a la restauración de la democracia en nuestro país. "Estamos bajo una dictadura y el pueblo ha gritado que quiere cambio. En este momento, lo único que falta es la ayuda de la Fuerza Armada venezolana. Nuestros militares deben escuchar el clamor del pueblo y, de ningún modo, girar las armas en su contra".

Durante la vigilia, se elevarán oraciones y diferentes venezolanos tomarán la palabra para emitir mensajes de esperanza. Evaluarán la jornada del día y se solidarizarán con las madres que han perdido a sus hijos en protestas reprimidas por el Estado, las de los presos políticos, los desaparecidos y ajusticiados. Pedirán ayuda humanitaria y facilidades migratorias en el exterior.

¿Por qué el 23 de enero?
El 23 de enero está marcado en la historia venezolana como uno de los días más trascendentales. En 1958 fue derrocado el dictador Marcos Pérez Jiménez y la Fuerza Armada tomó el poder. Este miércoles se recordarán los 61 años del inicio de la era democrática en este país. Por tal motivo, es de gran significado para el movimiento opositor.

"Maduro es ex-presidente de Venezuela. Él debe irse. Ya ha asaltado el tesoro nacional de manera inimaginable y sobre él reposan muchos crímenes de lesa humanidad. Tiene que salir del país pacíficamente y el sistema judicial venezolano se encargará de juzgarlo", puntualizó Alving García, antes de subrayar que "el aporte de la OEA y el Grupo de Lima ha sido fundamental, especialmente luego de las elecciones convocadas por el gobierno, el 20 de mayo del 2018, calificadas como fraudulentas por violar los preceptos constitucionales y no tener observación internacional. El mundo no miró bien esta elección y quedó demostrado que Maduro no tiene el apoyo del pueblo".

A juicio de García, Nicolás Maduro y sus ministros todavía tienen oportunidad de colocarse en el lado correcto de la historia, desmarcándose del discurso violento y replegándose.

"Muchos serán juzgados por la justicia nacional e internacional, pero quienes no han cometido crímenes de lesa humanidad, aún pueden hacer cosas positivas", indicó.

Horror e infierno 
Los organizadores de la vigilia de Raleigh enfatizan que la situación de venezolana es un horror y un infierno. "Es una desesperación lo que siente cada venezolano. Nuestros familiares nos dicen que cada día va empeorando", reveló Alving García antes de opinar que "el pueblo venezolano, por lo que ha pasado durante los últimos 20 años, merece decisiones económicas justas e impostergables. Merecemos el país que teníamos antes de este nefasto gobierno que le ha roto la esperanza a cada venezolano, demostrando que es capaz de quitarle los hijos a sus padres, arrestar a líderes de la oposición sin demostrar sus crímenes, acabar con la libertad de la prensa y de crear una crisis institucional que produce muerte, desabastecimiento de comida y medicinas, devastación y ha obligado a muchos a abandonar el país".

Señaló que los venezolanos que viven en el extranjero han entendido su responsabilidad de ejercer presión desde afuera, sin miedo a ser silenciados.


73 Me alegra 57 Me gusta 56 Me enoja 54 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión