Fuente: EFE
01/10/2019

Kinshasa, 10 ene (EFE).- El candidato opositor Félix Tshisekedi fue proclamado hoy como ganador de los comicios presidenciales celebrados el pasado 30 de diciembre en la República Democrática del Congo (RDC), lo que ha generado tanto alegría en las calles como recelo sobre la credibilidad del proceso.

"Seré el presidente de todos los congoleños, también de aquellos que no me hayan votado, pero no seré el presidente de una organización, de una tribu o de un partido, sino de las congoleñas y congoleños", afirmó Tshisekedi esta madrugada, tras anunciarse los esperados resultados provisionales de los comicios.

Decenas de militantes de su partido, la Unión por el Progreso y el Desarrollo Social (UPDS), esperaron en la sede de la formación el resultado, que celebraron durante todo el día.

"La victoria de la democracia" y "En honor de Tshisekedi padre", fueron los lemas de algunos de estos seguidores en referencia a la figura de su difunto padre, el histórico líder Étienne Tshisekedi que nunca consiguió llegar a la Presidencia.

El júbilo también llegó a otros puntos del país, con masas entusiasmadas por un cambio político que, después de casi 18 años, arrebatará el poder al presidente Joseph Kabila en el mayor país de África Subsahariana, muy rico en minerales tan demandados como el cobalto, pero con la mayoría de la población sumida en la pobreza.

Según los resultados provisionales publicados por la Comisión Electoral (CENI), Tshisekedi obtuvo el 38,5 % de los votos; seguido del también opositor Martin Fayulu, con el 34,7 %, y del oficialista y delfín de Kabila, Emmanuel Shadary, con el 23,8 %.

La tasa de participación se situó en el 47,56 % en unos comicios marcados por numerosos fallos técnicos y retrasos, y en los que acudieron a las urnas más de 18 millones de congoleños.

Este júbilo contrastó con las dudas manifestadas por otra parte de la población y organismos de la sociedad civil, a lo que se sumó el miedo de comerciantes que mantuvieron sus negocios cerrados ante posibles protestas.

Según un sondeo previo a la votación, el gran favorito para ganar estas elecciones era Martin Fayulu -con un 44 % de intención de voto-, figura más combativa que Tshisekedi con las políticas de Kabila y la situación de expolio que padece el país.

Antes del anuncio de los resultados, Fayulu, un exempleado de la petrolera Exxon reconvertido en parlamentario, sugirió la existencia de un pacto entre Tshisekedi y Shadary para compartir el poder.

"Mi respuesta es simple: el pueblo congoleño se merece la verdad emanada de las papeletas, y no un arreglo de trastienda", afirmó Fayulu, quien, al igual que otros candidatos perdedores, podrá apelar estos resultados en los próximos dos días ante el Tribunal Constitucional.

Incluso la influyente Conferencia Episcopal Nacional del Congo (CENCO) -en un país en el que casi la mitad de sus 80 millones de habitantes son católicos- se mostró hoy en desacuerdo con la victoria de Tshisekedi y afirmó que los resultados de la CENI no coinciden con los recopilados por sus más de 40.000 observadores.

Por su parte, la coalición oficialista, el Frente Común por el Congo (FCC), dijo que toma nota de los resultados y no descartó apelar, según anunció a la prensa su portavoz, Kikaya Bin Karubi.

Además, Karubi respondió a unas declaraciones previas del partido de Tshisekedi, que aseguraba haber conversado con Kabila sobre una posible transición pacífica de poderes.

"El jefe del Estado -aclaró- no ha hablado con Félix Tshisekedi, pero el FCC no excluye trabajar con Dirección al Cambio-CACH (coalición del opositor)".

El Gobierno de Francia se mostró también disconforme con la CENI, según su ministro de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, quien exigió "aclaraciones", pese a hacer un llamamiento a la calma con el fin de evitar un repunte de violencia.

Más prudente se mostró la Unión Africana (UA), que dijo tomar nota de los resultados y urgió a mantener la paz, especialmente si se formulan apelaciones.

Al menos tres personas murieron hoy en Kikwit, bastión de Fayulu localizado en el suroeste del país, después de que la Policía reprimiera con munición real diversas protestas.

La victoria de Tshisekedi culmina dos años de atrasos e incertidumbre, desde que Kabila concluyera por ley su segundo y último mandato electoral, anclándose en el poder desde diciembre de 2016.

Un nuevo aplazamiento se produjo a finales de diciembre, con un cambio de fecha del 23 al día 30, y días después, la CENI anuló los comicios hasta marzo de 2019 en los territorios de Beni y Butembo (noreste) y de Yumbi (oeste), por el ébola y la violencia étnica, respectivamente, lo que excluyó a más de un millón de electores.

Según adelantó Tshisekedi en una entrevista en noviembre con Efe, la primera medida que tomará como presidente será "llevar la paz y la seguridad" a todo la RDC, propósito difícil en un país lastrado en el este por más de cien grupos armados y dos décadas de guerra.

Estos comicios podrían suponer la primera transición pacífica de poder en la RDC desde su independencia de Bélgica, en 1960.

Prince Yassa


8 Me alegra 8 Me gusta 8 Me enoja 9 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión