Fuente: EFE
11/08/2018

Phoenix (AZ), 8 nov (EFEUSA).- Más de 80 guitarras eléctricas desde los años 30 hasta hoy, y pertenecientes a ídolos como Pete Townshend, Keith Richards o Bo Diddley, se muestran juntas por primera vez en una exposición en Phoenix (Arizona) que desde este viernes rinde honores a un instrumento que revolucionó la música.

"La guitarra eléctrica: inventando un icono estadounidense" exhibirá hasta septiembre de 2019 guitarras y amplificadores eléctricos únicos, desde piezas experimentales de las décadas de 1930 y 1940 hasta aquellas que pertenecieron a los más virtuosos y guitarristas de rock, blues y jazz.

"Hay piezas únicas y con una historia incalculable para los amantes de la música, aquí presentamos la historia de la guitarra eléctrica desde 1930 hasta la actualidad", dijo a Efe Rodrigo Correa Salas, conservador del Museo de Instrumentos Musicales (MIM, sigla en inglés).

La exposición exclusiva reúne instrumentos que fueron proporcionados por coleccionistas privados que obtuvieron las guitarras de leyendas musicales como los precursores Alvino Rey, Charlie Christian, Les Paul y Eldon Shamblin.

"Décadas antes del rock and roll estos instrumentos sacudieron, energizaron e incluso confundieron los tímpanos de la nación", indicó el curador de la exposición, Richard D. Walte, durante un recorrido con la prensa por la muestra.

En ella, los visitantes se encontrarán con la Gibson Les Paul Deluxe de 1976 del guitarrista de The Who, Pete Townshend, con modificaciones y marcada con un gran número "5" para que el líder de una de las grandes bandas de rock de la historia pudiera reconocerla rápidamente sobre el escenario.

Junto a ella, una de Ron Wood y otra de Keith Richards, de los Rolling Stones, y una peculiar guitarra de Bo Diddley diseñada con forma rectangular por esta figura de la música que contribuyó de manera definitiva en la transición entre el blues y el rock, que le incorporó efectos electrónicos y sintetizador en su cuerpo.

En la exhibición destaca la Fender Telecaster que perteneció al guitarrista Tommy Tedesco, modelo que es considerado el primer éxito comercial de este tipo de instrumento y que utilizaron artistas como Aretha Franklin, Elvis Presley, Beach Boys o Frank Zappa.

La famosa "Stradivarius" Telecaster, como la llamaba Tedesco, está personalizada con autógrafos y mensajes de sus compañeros, así como con quemaduras de cigarros.

Otra de las guitarras más emblemáticas de la colección es la Electro A-25 (1932) de Alvino Rey, considerado "El padre de la guitarra eléctrica", al ser colaborador directo en la investigación y desarrollo de instrumentos amplificados para marcas como Rickenbacker, Gibson y Fender.

"Es uno de los instrumentos más importantes, además de ser la primera guitarra que por primera vez se tocó en la radio, su nuevo sonido conmocionó al mundo, encendiendo una revolución musical", explicó Correa.

Otra de las piezas más preciadas de la muestra, agregó, es la Gibson ES-250 (1940) de Charlie Christian, el reconocido pionero de la guitarra eléctrica de jazz, quien tocó este instrumento mientras era miembro del sexteto de Benny Goodman.

"Christian adoptó tempranamente la guitarra eléctrica, y ya en 1937 interpretaba conciertos y atraía a las audiencias, ganando su estatus como el primer héroe de la guitarra eléctrica moderna", dijo el conservador del MIM.

Durante el recorrido también podrán encontrarse con la guitarra "estándar" de Paul Bigsby (1949), uno de los primeros inventores y diseñadores de la guitarra eléctrica de cuerpo sólido, incluso antes de que Fender y Gibson contribuyeran a llevar el concepto a la producción en masa y se volviera un instrumento popular.

Tocada por Tommy "Butterball" Paige, el guitarrista principal de los Trovadores de Texas de Ernest Tubb, la guitarra es la tercera pieza de cuerpo sólido de Bigsby y la primera en presentar dos pastillas con un interruptor selector.

En opinión de Correa, esta muestra enseña al gran público los "experimentos" que se hicieron con las guitarras, tanto de metal como de madera, y se sorprenderán al "encontrarse con una historia que creen conocer", pero que fue mucho más allá hasta llegar a piezas con dos y hasta cuatro mástiles.

Y es que los responsables de "The Electric Guitar: Inventing an American Icon" aseguran que esta exhibición revela la "historia desconocida" del invento que revolucionó la música y alteró la cultura popular, al crear un instrumento "con más sonido y volumen" que abrió la "brecha para grandes músicos".


3 Me alegra 2 Me gusta 2 Me enoja 2 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión