" /> Viena conmemora el 80 aniversario del inicio del Holocausto con dos proyectos

Fuente: EFE
11/08/2018

Viena, 8 nov (EFE).- Poner nombre y cara a cada una de las decenas de miles de víctimas del Holocausto es el objetivo que Austria persigue con las conmemoraciones del 80 aniversario de la "Noche de los cristales rotos", considerada el comienzo de esa época negra de la historia de la humanidad.

Para recordar la fatídica noche del 9 de noviembre de 1938, en la llamada "Torre de los nombres" se proyectan esta semana en la fachada de la sede de la empresa de seguros Uniqa, situada en el corazón de Viena, los nombres de 68 vecinos judíos asesinados, que vivieron hace 80 años en esa misma manzana.

La "Noche de los Cristales rotos" (9 de noviembre de 1938) se considera el comienzo del Holocausto cuando un tercio de los entonces 200.000 judíos de la república alpina fueron asesinados por los nazis.

Ahora, en la "Torre de los nombres", las letras de cada uno de ellos tienen la altura de cuatro pisos y su proyección se inicia cada tarde cuando anochece, con una secuencia de 12 minutos que se repite una y otra vez durante toda la noche hasta el amanecer.

Gerhard Baumgartner, director del Archivo de la Resistencia Austríaca (DÖW, en sus siglas en alemán), explicó que al iniciarse esas proyecciones a la simbólica hora de las 19:38, el objetivo es "mantener viva la memoria de cada una de las personas que fueron asesinadas por los nazis".

Con la "Torre de los nombres", donde decenas de miles de personas pueden ver cada noche en Viena los nombres de estas víctimas "se impide justo la intención de los nazis, que era extinguir cualquier rastro de la vida judía en Europa", agregó el historiador.

Mientras, DÖW ha actualizado Memento-Viena, una aplicación para teléfonos móviles y tabletas con localizador GPS, que permite conocer nombre, dirección y detalles biográficos de las víctimas.

La aplicación fue lanzada inicialmente en 2016 con los datos de 5.000 víctimas que vivían en el centro de Viena.

Ahora, sin embargo, se ha ampliado a 13 distritos, con los datos de unos 50.000 asesinados, casi todos los que se produjeron en Viena.

"Los nazis no solo mataron a sus víctimas sino que les quitaron su nombre, su rostro y su entorno", explica a Efe Thomas Stern, uno de los responsables del proyecto.

Recuerda que el DÖW trabaja "desde hace décadas para devolver a estas personas sus nombres y sus caras mediante fotos".

"Y con Memento-Viena se les devuelve ahora también el lugar dónde vivían", asegura Stern, cuya empresa, "Braintrust", ha creado la aplicación junto a DÖW.

La página se dirige sobre todo a alumnos de escuelas, turistas y a descendientes de víctimas del Holocausto que vuelven a Viena para conocer sus raíces y el destino de sus antepasados.

Los usuarios de esta aplicación -que no necesita ser descargada- pueden encontrar en ella fotografías, documentos y datos personales sobre cada uno de los asesinados.

Por el momento, contiene unas 2.000 fotografías de las víctimas, un número que aumenta a medida que llega más material de los descendientes, cuenta Wolfgang Schellenbacher, historiador de DÖW, una institución pública que se dedica a investigar el nazismo en Austria entre 1938-1945.

Memento-Viena no solo ofrece información sobre las víctimas sino también de cierto edificios emblemáticos del terror nazi, como el cuartel en Viena de la Gestapo, la policía política del III Reich.

Según explica Schellenbacher, Memento-Viena es una iniciativa "única" en Europa por ahora, aunque en Berlín y Praga, donde también hubo miles de víctimas, "están trabajando ya en proyectos similares".

En la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, las autoridades de la Alemania nazi, que incluía entonces a Austria y parte de Checoslovaquia, organizaron violentos disturbios anti-judíos.

Miles de personas fueron detenidas y deportadas a campos de concentración, unas 400 fueran asesinados mientras que cientos de sinagogas fueron destruidas, entre ellas, 42 en Viena.

Hasta 1938, cuando se produjo la anexión alemana de Austria, vivían en Viena unos 185.000 judíos, casi un 10% de su población.

Unos 130.000 lograron huir mientras que el resto fue enviado a campos de concentración, donde la gran mayoría fue asesinada.

La Alemania nazi acabó asesinando durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) a unos seis millones de judíos europeos, entre ellos, unos 1,5 millones de niños.


3 Me alegra 4 Me gusta 1 Me enoja 1 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión