Fuente: EFE
09/12/2018

Copenhague, 12 sep (EFE).- La opositora Alianza de centroderecha sueca rechazó hoy negociar con la ultraderecha tras el apretado resultado electoral del domingo en Suecia, y tendió la mano al gobierno de izquierda, a la vez que pidió de nuevo la dimisión del primer ministro socialdemócrata, Stefan Löfven.

La izquierda aventaja en dos escaños (144 por 142) a la Alianza, mientras el xenófobo Demócratas de Suecia (SD) se consolida como tercera fuerza con 63, según el recuento provisional.

La Autoridad Electoral comenzó a contar hoy las papeletas del exterior y los votos anticipados que no llegaron a tiempo, e informó de que puede haber un nuevo resultado preliminar actualizado al final de esta jornada o mañana, que no será definitivo hasta como pronto el viernes.

"Lo dijimos durante la campaña y lo decimos ahora: no vamos a formar un gobierno que dependa del SD. No va a tener ninguna influencia en la política del ejecutivo", dijo hoy el líder conservador, Ulf Kristersson, en rueda de prensa conjunta con los cabeza de lista de los otros partidos de la Alianza.

Kristerson mostró su "respeto" por el resultado, aunque sea preliminar, y resaltó que la Alianza es "la alternativa conjunta de gobierno natural, la más grande".

El centroderecha no incluye en sus cálculos al Partido de Izquierda, aliado externo esta legislatura del ejecutivo en minoría de socialdemócratas y ecologistas, por lo que considera que el gobierno tiene ahora solo 116 escaños, 22 menos que en 2014.

El "respeto" por el resultado implica que Löfven debe dimitir, insistió Kristersson, que ya pidió su renuncia la noche electoral, algo que el primer ministro ha asegurado que no va a hacer.

Los líderes del centroderecha sueco mostraron su voluntad de buscar pactos entre los dos principales bloques políticos, pero rechazaron un nuevo "Acuerdo de diciembre", firmado a finales de 2014 para evitar elecciones anticipadas y que pretendía facilitar la maniobrabilidad de los ejecutivos en minoría.

Admitieron también que Suecia vive una "situación parlamentaria complicada", ya que ningún bloque está cerca de los 175 escaños que dan la mayoría absoluta, y que las negociaciones llevarán tiempo.

"Nuestro mensaje conjunto es que la Alianza se mantiene unida", dijo Kristersson, rechazando la invitación del SD a conservadores y democristianos para negociar su apoyo a un ejecutivo en minoría, o de los socialdemócratas a pactar con liberales y centristas.

La Alianza ha enviado una carta al presidente del Parlamento para solicitar que si Löfven no ha dimitido antes, se vote una moción de censura contra el Ejecutivo actual cuando se forme la nueva Cámara el próximo 25 de septiembre.


3 Me alegra 3 Me gusta 3 Me enoja 3 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión