Fuente: Berenice Malagon, foto cortesía
08/15/2018

Greensboro, N.C. 8 de agosto del 2018-Tres residentes de Greensboro en situación de pobreza que se han dedicado a mendigar en las calles para sufragar sus gastos básicos, pero no podrán hacerlo más, pues una ley podría impedirles continuar con su actividad.

Se trata de una ordenanza que penalizaría el acto de pedir limosna, así como otras actividades en la vía pública en Greensboro, por lo que las tres personas, a la par de algunas organizaciones, están pidiendo a la corte federal en dicha ciudad, que la propuesta de ley no avance hasta que su constitucionalidad pueda ser determinada en la corte, y finalmente sea anulada por considerarla "una violación inconstitucional de la libertad de expresión".

Los demandantes están representados por American Civil Liberties (ACLU) de Carolina del Norte, Legal Aid of North Carolina y el National Law Center on Homelessness & Poverty. 

Dichos grupos señalan que "la ordenanza de Greensboro además de violar la libertad de expresión, viola la protección equitativa y los derechos protegidos por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, al no permitir a las personas en necesidad, solicitar contribuciones económicas en lugares públicos de la ciudad".

"Nadie tendría que permanecer en el calor o el frío a lo largo de una calle de la ciudad para pedir limosna", dijo Janet McAuley Blue, Abogada Administradora de la Oficina de Asistencia Legal de Greensboro en Carolina del Norte. "La ordenanza del Concejo Municipal, empeora una mala situación para las personas pobres más vulnerables de nuestra comunidad. La nueva ordenanza es confusa y muchas personas pobres pueden enfrentar multas por violar la ley al pedir la ayuda que necesitan. La libertad de expresión es un derecho para todos, independientemente de su situación económica".

La ordenanza hace que sea un delito participar en ciertos actividades en lugares públicos en Greensboro para personas que piden dinero o contribuciones. Las restricciones no se aplican a cualquier persona involucrada en cualquier otra actividad o cualquier otro tipo de discurso en lugares abiertos.

"Pedir dinero a la gente en espacios públicos está protegido por la Primera Enmienda, y el derecho a la libertad de expresión se aplica por igual a todos en Greensboro", dijo Emily Seawell, abogada de la ACLU de Carolina del Norte. "Criminalizar un discurso impopular o incómodo, viola la Constitución, y adoptar un enfoque punitivo a la pobreza no ayuda a abordar las causas por las que las personas en Greensboro recurren a pedir ayuda a extraños para satisfacer sus necesidades básicas".

El demandante principal del caso, es Eric Tars, abogado del Centro Nacional de Derecho sobre Personas sin Hogar y Pobreza, señaló que "nadie quiere ver gente pidiendo ayuda, pero la respuesta es eliminar su necesidad de mendigar, no castigarlos por pedir dinero".  El abogado añadió: "Los residentes de Greensboro interesados en la mendicidad, deberían sentirse indignados porque, en lugar de implementar estrategias de vivienda que funcionen, sus concejales están perdiendo tiempo y recursos pasando leyes inconstitucionales".


26 Me alegra 26 Me gusta 29 Me enoja 28 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión