Fuente: Por Hamid Yazdan Panah, director regional de la Red de Defensa Rápida y Respuesta del Inmigrante del Norte de California y del Centro de Justicia y Diversidad del Colegio de Abogados de San Francisco. En colaboración con American Forum.
08/01/2018

Raleigh, N.C. 30 julio del 2018-La semana pasada, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), llevó a cabo una de las incursiones más grandes en años y arrestó a más de 140 personas en Ohio. 

En lo que va del año, siete inmigrantes han muerto mientras estaban bajo la custodia del Servicio de Inmigración y Aduanas, y los informes citan la falta de atención médica como factor principal. ICE ha detenido o deportado negligentemente a más de 20,000 ciudadanos estadounidenses desde 2003.

El impacto de la aplicación de ICE en Carolina del Norte también es devastador, especialmente para las familias con niños. Según un informe del Centro de Justicia de Carolina del Norte, desde el 2008, 7,148 mujeres con niños, estaban en proceso de deportación en el estado, de ese número, 3,826 recibieron órdenes de remoción.

En abril de 2018, el ICE arrestó a docenas de individuos en una redada contra Carolina del Norte, incluidos algunos que pensaban que habían estado legalmente en los Estados Unidos. A raíz de la redada, el miedo de salir de sus hogares se acrecentó. Las conmociones del ataque se dejaron sentir en las escuelas locales de los condados de Durham, Henderson y Orange ya que un número considerable de estudiantes latinos se quedaron en casa.

El aumento del miedo en las comunidades de inmigrantes, a menudo resulta en una renuencia a llamar a la policía, cooperar con las autoridades o presentarse ante los tribunales, cuyos efectos ya han comenzado a manifestarse. En 2017, los informes de agresión sexual de los latinos en Los Ángeles cayeron en un 25 por ciento, mientras que las denuncias por violencia doméstica disminuyeron en un 10 por ciento.

En Denver, tras los arrestos de ICE en el tribunal local, los fiscales informaron que las víctimas de violencia doméstica se han negado a testificar por temor a ser arrestadas.
 
La amenaza a nuestra seguridad colectiva se extiende también a la salud pública. El temor generalizado ha llevado a los inmigrantes a renunciar a la atención médica para sí mismos e incluso a sus hijos ciudadanos de los EE. UU., lo que aumenta los riesgos para la salud de todos. 

Una encuesta de 5,400 maestros, directores y consejeros realizada por el Proyecto de Derechos Civiles en UCLA encontró que el 68 por ciento de los administradores mencionaron el ausentismo entre los estudiantes inmigrantes como un problema, y ​​el 70 por ciento de los directores y consejeros reportaron un declive académico entre los estudiantes inmigrantes.
 
Estados Unidos detiene más inmigrantes que cualquier otro país en el mundo, y el presupuesto creciente de ICE y las políticas de detención expansivas corren el riesgo de remodelar el carácter de nuestro país.
 
Las pruebas que documentan los efectos destructivos de la aplicación del ICE muestran una imagen clara del devastador impacto que estas políticas están teniendo sobre la sociedad. 


28 Me alegra 25 Me gusta 25 Me enoja 27 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión