Fuente: Annia Ossandón
07/18/2018

La Mujer constituye una criatura preciosa pues es capaz de hacer germinar la semilla que trae el hombre y transformarla en un ser humano. Es hora de comenzar a vivir como mujeres.

La pregunta es ¿cuándo lo vamos a hacer?, y planteó la interrogante a mi hija, mi madre, mi hermana, mi amiga, mi cuñada, mis colegas.

Me nació del alma hacer esta pregunta, ¿qué significa vivir como mujer?, ¿alguien puede contestar?

¿Cuándo se cansarán de ser llamadas perra, vieja, pollita, bruja?, ¿qué son, a qué se dedican?, ¿por cuánto tiempo? Son amas de casa, damas de compañía, estudiantes, madres, esposas, abogados, artistas?, ¿hay sentimiento, gracia, pasión, emoción, magia ?, ¿cómo que NO hay?, ¡perdón, me equivoqué!, ¡claro que hay TODO eso y más!

La pregunta las perseguirá igual. Pueden dejar de ser o hacer,  pero lo que nunca deben dejar de ser es mujer. Una mujer creativa, sagrada e invencible. Verse como mujer, vivir como una mujer, salir de cada situación como una mujer. No fuimos creadas poco femeninas, prostitutas, manipuladoras, ni depresivas, ni infieles, ni sumisas; somos mujeres. Ser mujer es la suma de la dignidad, más la divinidad. Creadoras de nuestra realidad podemos hacerla macabra o divina.

¿Qué pasa con una mujer explotada?, eso produce frustración, la frustración trae implícita la venganza, después celos que arrojan negatividad que puede volverse grosería y ser grosera trae soledad, puede romper una relación, romper un corazón, deshacer un hogar, romperlo todo. 

La mujer debería evitar la grosería, al ser grosera su palabra se vuelve vulgar y esto no corresponde a su esencia vibratoria.  

En el plano de lo sentimental ninguna tragedia le puede ocurrir a una mujer, lo que pasa es que eso que llamamos tragedia es lo que atraemos;  ningún hombre es tan bruto, directo o ciego que pueda penetrar el aura de una mujer radiante. 

Lo anterior nos hará reflexionar para obligarnos a parar con la repetición de patrones y sacar a relucir esa tremenda fuente de poder que podemos irradiar a quien queramos. Podemos hacer que un hombre "muerto", sea un hombre exitosamente radiante, que los hijos sean libres y nos hablen de su libertad, que mi familia se libre de flagelos del pasado, que mis amigas empaticen entre sí y conmigo, porque somos mujeres.  Las mujeres no conocemos derrota, nos equiparon de tal manera que somos invencibles. 

Soy feliz de ser mujer y poder disfrutar de mi feminidad, abrazar a mi madre con gratitud y decirle que la amo, a mi hermana que escuche a su corazón, a mis hijos que recorran el mundo y a mi nieta que aprenda a tocar el violoncelo; no es tan importante cocinar. 

Soy una mujer libre, creativa, divina e invencible, ¿y tú?.


37 Me alegra 35 Me gusta 37 Me enoja 31 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión