Fuente: Berenice Malagón
07/11/2018

Durham, N.C. a 9 de julio del 2018- Fermín Martínez López es un electricista mexicano nacido en Guanajuato. Durante 10 años había desempeñado su oficio sin ningún contratiempo, hasta que el 20 de febrero del 2015 tuvo un accidente laboral.

Fermín Martínez había concluido su jornada. Justo a la salida del establecimiento donde trabajaba se resbaló. "Había caído nieve pero no habían limpiado la salida. Me caí, me pegué muy fuerte en la cabeza; quedé aturdido, me levantaron mis amigos que venían detrás", relata para La Conexión USA el Sr. Martínez.

Desde ese momento, comenzó un calvario para el miembro hispano de la comunidad de Durham. "Me llevaron a un doctor y me recetó unas medicinas. Me dijo que el lunes me presentara a trabajar. No me hicieron ninguna evaluación profunda, ni placas, ni radiografías", asegura el Sr. Martínez.

A pesar del dolor, el Sr. Martínez se presentó a trabajar pero ante el dolor pidió una tregua. "El supervisor de seguridad me dijo que debía trabajar mínimo 40 horas. Es que me siento mal le dije, pero tuve que seguir trabajando igual".

El dolor que al principio se acentuaba en la cabeza, para el 19 de marzo ya se había expandido por la espina dorsal hasta la cintura. "Me hicieron un MRI solo de la cabeza, les dije que también me dolía la cintura y no me quisieron revisar nada de ahí porque ya había pasado un mes y cuando me caí solo dije que me pegué en la cabeza, entonces el seguro no cubría la cintura".

Ante su desesperación, el Sr. Martínez recurrió a un experto, "el 25 de febrero un amigo me recomendó un abogado, el Ted A. Greve & Associates, P.A." fui con él para que me ayudara a que las compañías respondieran y los doctores accedieran a revisarme la cintura".

De acuerdo al relato del Sr. Martínez, después de varias citas con el doctor y una serie de terapias, los abogados no pudieron persuadir a las empresas para que Martínez fuera atendido adecuadamente. "De dolor, se convirtió en un ardor que no aguanto, hasta la fecha, lo único que me alivia un poco, es ponerme una toalla mojada alrededor de la cabeza".

El 23 de abril 2015, el encargado de seguridad junto a un nuevo jefe, pidieron a Martínez que firmara un documento. Él se negó y llamó a su abogado, pero éste no respondió, así que Fermín terminó firmando los papeles sin entender su contenido.

Fermín Martínez fue reasignado a otra construcción, pero casi no podía mover las piernas, incluso los doctores le recetaron un bastón. La situación llegó al grado en que Martínez ya no pudo presentarse a trabajar por el intenso dolor.

"Busqué otro abogado que me ayudara. A casi un año de mi accidente estaba peor y encontré al abogado Carlos Rojas".

A mediados de agosto tuvieron una cita con abogados de la compañía, quienes solicitaron a Fermín Martínez estableciera una cuota de indemnización. "Yo lo que quiero es que me curen y que me paguen todo, desde que comencé con los dolores", relató Martínez, pero los abogados no accedieron, así que se fueron a corte.

El 14 de febrero del 2017, Fermín Martínez se presentó a la corte junto con algunos testigos, entre ellos su ex jefe y algunos amigos que presenciaron su caída, pero a principios de 2018, su abogado le notificó que había perdido el caso. "Fermín perdí el caso, me dijo el abogado. Yo acudí al Centro Hispano y me ayudaron a redactar un documento que envié a la barra de abogados. Meses después el abogado Rojas me envió un cheque de $500 como indemnización y me mandó un mensaje diciendo que le habían quitado su licencia para ejercer".

Dicha indemnización no sirvió a Martínez para recuperar su salud que hace tres años quedó mermada debido a la caída. Ahora Fermin Martinez casi no puede mover las piernas, requiere de un bastón para trasladarse y ha quedado sumido en una depresión.

Con llanto incontenible, Martínez solicita el apoyo de un abogado laboral confiable que pueda tomar su caso. "He buscado abogados y nadie quiere ayudarme, por favor, necesito un abogado laboral que me ayude a hacer justicia.  Quiero recuperar mi salud y que la gente sepa que sí hay buenos abogados. También que la gente sepa que Wbmoore Company Inc. Electric y Skanska Constructions son malos empleadores".


18 Me alegra 18 Me gusta 18 Me enoja 17 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión