Fuente: EFE
06/10/2018

Bagdad, 10 jun (EFE).- El presidente del Parlamento iraquí, Salim al Yaburi, pidió repetir las elecciones legislativas, celebradas el pasado mayo, después de que un incendio haya arrasado hoy tres almacenes donde se custodiaban votos, antes de que se proceda al recuento de los mismos.

En un comunicado, Al Yaburi afirmó que el incendio fue un "acto deliberado" y un "crimen planificado" que tenía por objetivo esconder los casos de manipulación y falsificación de votos.

Del mismo modo, Al Yaburi subrayó que está "demostrada" la existencia de fraudes en las elecciones del pasado 12 de mayo, por lo que pidió la repetición de las mismas.

El líder de un comité de investigación parlamentario sobre las elecciones, Adel Nuri, visitó el lugar del incendio y aseguró que el fuego no fue accidental.

En un comunicado, Nuri aseguró que tres almacenes aislados entre sí se incendiaron por completo, destruyendo cientos de cajas con votos y otros materiales electorales.

El parlamentario acusó del incendio a la comisión electoral, organismo encargado de supervisar el proceso de votación y el recuento y cuyos miembros han sido apartados del cargo y sustituidos por jueces de cara al recuento de las papeletas, que fue ordenado por el Parlamento debido a las denuncias de fraudes.

El fuego se produjo poco después del mediodía en un complejo ubicado en el barrio Al Kilani, en el centro de Bagdad, y arrasó tres de los seis edificios del complejo en el que se guardan las papeletas, así como los dispositivos electrónicos que serían usados para facilitar el recuento.

El incendio se produce en un momento en el que el Parlamento iraquí ha ordenado el recuento manual de los votos en todos los centros electorales por las sospechas de fraude y falsificación durante los comicios, ya que por primera vez en el país el voto se realizó de forma electrónica.

El Consejo Supremo de la Justicia iraquí anunció hoy los nombres de los jueces encargados del recuento de votos y que asumieron el papel de la comisión electoral.

Los resultados dieron la victoria a la coalición Sairún (Marchamos, en árabe), liderada por el clérigo chií Muqtada al Sadr, que ocupará 54 escaños en el nuevo Parlamento.

El primer ministro en funciones, Haidar al Abadi, -cuya coalición quedó por sorpresa en tercer lugar- afirmó el pasado 5 de junio que hubo "graves violaciones" en las elecciones tras las denuncias presentadas.


6 Me alegra 8 Me gusta 6 Me enoja 7 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión