Fuente: EFE
06/10/2018

Dacca, 10 jun (EFE).- Las primeras lluvias asociadas al monzón comenzaron a golpear los campamentos de refugiados rohinyás en Bangladesh, donde se produjeron deslizamientos de tierra e inundaciones que no causaron víctimas mortales, mientras autoridades y agencias de la ONU advierten de los riesgos que corre esta minoría musulmana.

El Departamento Meteorológico de Bangladesh afirmó hoy que el distrito de Cox"s Bazar fue el más afectado por las lluvias, donde se registraron precipitaciones de 94 milímetros en las últimas 24 horas y en el que se concentran los cerca de 700.000 rohinyás huidos de la violencia en Birmania desde agosto de 2017.

"Creemos que va a seguir lloviendo en los próximos dos o tres días debido a un frente de bajas presiones concentrado en la Bahía (de Bengala)", afirmó a Efe un experto del Departamento Meteorológico, Shahinul Islam.

Según el jefe de la Administración del distrito de Cox"s Bazar, Mohammad Kamal Hossain, las lluvias del monzón causaron daños en algunos refugios del campamento de Kutupalong, en el que viven algo más de 600.000 personas, pero no provocaron víctimas mortales.

La portavoz de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Cox"s Bazar, Caroline Gluck, explicó a Efe que se trata de las primeras precipitaciones serias de un fenómeno meteorológico que continuará hasta septiembre.

"Por el momento se ha informado de dos casos de deslizamientos de tierra sin víctimas. Muchas áreas ya están inundadas y algunas personas se han trasladado a edificios comunitarios, pero todavía no hay una evacuación de emergencia" dijo.

En total, la agencia ha identificado a unos 200.000 refugiados que viven en zonas de riesgo de sufrir inundaciones y deslizamientos.

"Nuestra mayor preocupación siguen siendo las familias en serio riesgo de deslizamientos. Hay una necesidad urgente de trasladar a estas personas, o de encontrar lugares provisionales para moverlos ante el monzón", añadió.

Gluck aseguró que la máxima prioridad para ACNUR es trasladar a unas 41.000 personas que viven en las zonas de mayor riesgo, de las que casi 14.000 ya han sido desplazadas.

En el abarrotado campamento de Kutupalong, menos del 25 % de los 24.126 refugiados que viven en zonas en riesgo elevado han sido trasladados a otros lugares más seguros, dijo.

El éxodo de los miembros de esta minoría desde Birmania comenzó el pasado 25 de agosto, cuando el Ejército birmano lanzó una brutal ofensiva en su contra en respuesta a una acción de un grupo insurgente rohinyá, empujando hasta Bangladesh a alrededor de 700.000 miembros de esta comunidad musulmana.

El Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU ha calificado de "genocidio" y "limpieza étnica" la acción militar contra los rohinyás.


18 Me alegra 20 Me gusta 17 Me enoja 20 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión