Fuente: EFE
06/08/2018

Río de Janeiro, 8 jun (EFE).- La líder ecologista brasileña Marina Silva, que fue ministra de Medioambiente en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, rechazó hoy una posible articulación para permitir que el dirigente socialista, encarcelado por corrupción e inhabilitado electoralmente, pueda disputar las elecciones.

"No se puede, de forma oportunista o casuística, cambiar la ley en función de una persona, aunque esa persona sea muy rica, muy popular o muy poderosa. La ley tiene que ser para todos", afirmó Silva, precandidata a las elecciones presidenciales de octubre próximo en Brasil, en una rueda de prensa que concedió a corresponsales extranjeros en Río de Janeiro.

La exsenadora y exministra se refirió a la actual situación de Lula, de quien fue importante correligionaria y aliada en el Partido de los Trabajadores (PT), precisamente el día en que esa formación tiene previsto lanzar la precandidatura de su máximo dirigente a las elecciones presidenciales de octubre.

Pese a que lidera toda las encuestas de intención de voto para las presidenciales, Lula está purgando actualmente una pena de 12 años de prisión por corrupción y está inhabilitado electoralmente por haber sido condenado por un tribunal colegiado en segunda instancia.

El PT, que defiende la inocencia de Lula, asegura que la legislación no puede negarle el derecho de disputar las elecciones al candidato más popular y que presentará recursos ante el tribunal electoral y ante la Corte Suprema para poder inscribir a su candidato.

"Infelizmente tenemos varios líderes que, por errores graves que cometieron, tienen que pagar por esos errores y la ley no puede adaptarse a las personas. Las personas tienen que adaptarse a la ley", afirmó la exministra de Lula, que fue la tercera candidata más votada en las dos últimas elecciones presidenciales de Brasil.

Silva, fundadora del partido Red Sustentabilidad y que figura entre el tercer y el quinto lugar en los sondeos de intención de voto, defendió la llamada ley de la Ficha Limpia, que inhabilita electoralmente a condenados en segunda instancia, que calificó como una conquista de la sociedad brasileña para evitar que quien cometió crímenes de corrupción puedan ser candidatos.

"Nadie puede estar feliz con una situación como la que estamos viviendo en Brasil en que la mayor parte de los líderes y de los partidos políticos están envueltos en graves casos de corrupción, algunos ya condenados y otros que no lo fueron solo por la inmunidad que les confiere el fuero privilegiado", dijo.

Pero, agregó, "no podemos tener dos pesos y dos medidas porque entonces tendremos ciudadanos de primera clase y ciudadanos de segunda clase: quien no tiene popularidad paga por sus errores y quien tiene popularidad no paga; quien no tiene dinero paga por los errores y quien tiene dinero no paga".

Silva agregó que se trata de una situación que no puede festejar porque lo ideal sería que todos estuvieran aptos a contribuir para mejorar a Brasil, independiente de discrepancias políticas, pero que el país "no puede tener dos pesos y dos medidas".


18 Me alegra 18 Me gusta 18 Me enoja 16 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión