Fuente: EFE
05/20/2018

Londres, 20 may (EFE).- La familia real británica ha dado las gracias a todas las personas que se trasladaron ayer a la localidad de Windsor para seguir la boda del príncipe Enrique y la estadounidense Meghan Markle.

"Gracias a todos los que han venido a Windsor y aquellos que lo han seguido -el enlace- en todo el Reino Unido, la Commonwealth y el mundo", es el mensaje publicado en la cuenta oficial de Twitter de la realeza británica.

Más de 100.000 personas no quisieron perderse el acontecimiento mas esperado del año en el Reino Unido y acudieron ayer a la pequeña localidad de Windsor, al oeste de Londres, de 30.000 habitantes, para seguir lo mas cerca posible la boda.

"Enhorabuena una vez más a los recién casados duques de Sussex", agregó la casa real, en un mensaje que acompañó de una panorámica del paseo Long Wolk abarrotado de gente al paso de la carroza en la que el príncipe Enrique y Meghan Markle tras darse el "sí, quiero" en la capilla de San Jorge.

Después de recibir a 600 invitados en el castillo de Windsor en una recepción ofrecida por la reina Isabel II, el matrimonio se trasladó en un descapotable Jaguar a la Frogmore House en la que disfrutaron de una celebración más íntima con 200 personas.

Para la segunda recepción, la pareja se cambió de indumentaria. Él se puso un traje con pajarita mientras que ella se enfundó un vestido blanco, obra de la diseñadora británica Stella Mccartney.

La exactriz lució en la mano un anillo de esmeralda aguamarina que había pertenecido a la fallecida Diana de Gales con el que le obsequió el príncipe Enrique como regalo de boda.

El recién estrenado matrimonio pasó la noche en el castillo de Windsor, una fortaleza construida en el siglo XI, y este martes asistirá a su primer acto oficial en el palacio de Buckingham como marido y mujer.


18 Me alegra 16 Me gusta 16 Me enoja 17 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión