Fuente: Berenice Malagón
05/02/2018

Raleigh, N.C. 27 abril 2018-Una infracción de tránsito desencadenó una pesadilla en la vida de Eliseo Jiménez y su familia.

En 2007, Jiménez manejaba por Alamance, cuando la 287G estaba vigente en dicho Condado. La policía local detuvo al hombre de origen hispano: "Me detuvieron por una infracción de tránsito, por no traer luces de freno traseras y de ahí generaron mi orden de deportación.

Para evitar ser deportado, Eliseo Jiménez decidió entrar en Santuario en la iglesia de Cristo Unida en Umstead Park, en Raleigh, en octubre de 2017. Ya han sido seis meses en que Jiménez pasa las 24 horas del día recluido en las instalaciones del recinto religioso. "Mis hijos vienen a verme a veces, tengo uno de 20 años y una jovencita 15 con una relación anterior. También dos pequeños, la niña que es Alison, y Christopher de mi actual relación".

"Decidí entrar al Santuario porque no quería dejar de luchar por mis hijos. De negarles el derecho de estar aquí a ellos. Darme por vencido no era una opción", asegura Jiménez en entrevista con La Conexión USA. "Ellos no tienen la culpa, no tienen que cargar con lo que yo he hecho y dije, voy a luchar por ellos, porque este es su país". Los hijos de Jiménez son ciudadanos americanos.

Jiménez llegó a los Estados Unidos a la edad de 17, en el año 1995. Desde muy joven se dedicó a trabajar para dar un mejor porvenir a sus hijos. "Trabajaba poniendo pisos", relata el mexicano.

Durante su permanencia en santuario, Jiménez ha continuado el trabajo con la madera construyendo pequeñas obras de arte. "Me han dicho que hago santuarios para pájaros".

Las artesanías de Jiménez, están siendo utilizadas para recaudar fondos para él y su familia.

Jiménez ha encontrado en esta actividad su lado artístico y una manera de ocupar su mente. "A veces me siento un poco estresado, decepcionado, pero platicando con las personas de aquí de la iglesia se le pasa a uno todo eso y le dan ganas de seguir luchando a uno. Todas las personas aquí me han dicho que me cuentan como uno de sus familiares y que mis santuarios para pájaros son muy bonitos".

El proceso legal del Sr. Jiménez va lento, según nos relata él mismo. "No todos los casos son iguales, lleva tiempo tener toda la evidencia y la documentación que se ha juntado sobre mi estancia en el país de 23 años".

Durante las 24 horas del día, el Sr. Jiménez recibe el apoyo y cuidados por parte de varios voluntarios, incluso de aquellos que no pertenecen a la iglesia que le dio cobijo. Uno de ellos, es Luis Toledo, candidato al Senado de Carolina del Norte por el Distrito 16.

Toledo a la par de su esposa e hijos, acompaña a Jiménez en su lucha. "Agradezco a esta iglesia por haber abierto sus puertas no solo a Eliseo, sino a todos esta noche. Eso muestra su fuerza y de lo que se trata una comunidad", indicó el primer candidato hispano al senado estatal. "Quiero decirle a Eliseo que estoy triste que esté en esta situación. Me duele que un ser humano sea discriminado", señaló Toledo "Que Jimenez pueda ver a sus hijos dos veces por semana, unas horas, no está bien, no es justo, las cosas tienen que cambiar"y al mismo tiempo agradeció a la comunidad por el poder de su unidad.


64 Me alegra 66 Me gusta 59 Me enoja 61 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión