Fuente: Verónica Gutiérrez y Berenice Malagón
04/04/2018

Raleigh, N.C., 2 abril 2018 - La pregunta de ciudadanía que sería incluida en el censo del 2020 podría dejar sin contar a miles de inmigrantes que viven en el estado, lo que representaría un riesgo para la representación de Carolina del Norte y para el financiamiento federal que recibe el estado.

"Un conteo preciso es crítico para asegurar que cada estado tenga una representación justa en el Congreso y para que la asignación de miles de millones de dólares en fondos federales para diversos programas -desde Medicare hasta asistencia alimentaria y vivienda- se rija por las necesidades de la población del estado y que los gobiernos locales y las empresas pueden tener acceso a los mejores datos para tomar buenas decisiones," señala un informe del Budget and Tax Center, un proyecto del NC Justice Center.

"Los datos federales precisos son fundamentales para la formulación de políticas basadas en la evidencia y la clave para promover un gobierno responsable, eficiente y eficaz", dijo Luis Toledo, Analista de Políticas del Centro de Presupuesto y Tributación y autor del informe.

Dani Moore, Directora del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes y Refugiados del Centro de Justicia de Carolina del Norte, señaló que realizar el Censo de manera correcta es importante para todos en los EE. UU., no solo para las comunidades de inmigrantes. "Agregar una pregunta de ciudadanía no probada en el último minuto es una decisión escandalosa y políticamente motivada. Es un paso más en el patrón de este gobierno de amenazar y dañar a inmigrantes y comunidades de color, pero también nos afecta a todos, ya sea que vivamos en estados demócratas o republicanos".

El Director del Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez, declaró "esto no es más que un ataque a nuestra democracia y un claro intento de intimidar a las comunidades de inmigrantes. El censo es un mandato constitucional para contar a todos los residentes de los Estados Unidos, no una herramienta política para que Trump impulse su agenda, disminuyendo el poder de los Latinos y otras minorías."

La Oficina del Censo cuenta el número total de personas que hay en el país, no el número total de ciudadanos, cada 10 años, pero desde hace más de 70 no pregunta sobre el estado de ciudadanía de los individuos, algo que el Gobierno Trump quiere recuperar, provocando que los inmigrantes ilegales y las minorías extranjeras queden expuestos a las autoridades.

El recuento del censo se usa para volver a trazar los distritos electorales, por lo que puede afectar la composición del Congreso y determinar dónde se utilizarán los fondos federales, estatales y locales para construir nuevas escuelas, carreteras, centros de salud, cuidado infantil y para personas mayores.

Sus resultados también son la base de innumerables estudios gubernamentales y académicos que impulsan las decisiones de política pública y las legislaciones del Congreso.

El dia de hoy, el Fiscal General de Carolina del Norte, John Stein se ha unido al del estado de Nueva York, Eric T. Schneiderman, quien lidera una demanda multiestatal para pedir que la pregunta de la ciudadanía del Censo 2020 sea eliminada.

A la demanda se suman también funcionarios de Connecticut, Delaware, Illinois, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Oregón, Pensilvania, Rhode Island y Washington. Por su parte, el estado de California presentó una demanda por separado el lunes por la noche.

"Durante casi un año, la Oficina del Censo no ha tenido un liderazgo permanente, y un nuevo análisis muestra que los legisladores federales están invirtiendo menos en el Censo 2020 en comparación con los ciclos del Censo anterior. Además, la prueba de la nueva opción de encuesta en línea, un proceso completamente nuevo para el Censo 2020, ha quedado en suspenso", indica Toledo.

La Oficina del Censo de los Estados Unidos ha publicado que la Prueba del Censo comenzará en el condado de Providence en Rhode Island e incluirá aproximadamente 280,000 viviendas. "Es una parte crucial de los preparativos para el Censo del 2020 que se avecina en el país".

Las autoridades han indicado que esta prueba "ayudará a la Oficina del Censo a validar su preparación para las operaciones, procedimientos, sistemas e infraestructura de campo para el censo decenal del 2020".

Indicaron también que a partir de mayo, los censistas visitarán los hogares que no hayan respondido al cuestionario por internet, por correo o por teléfono y aseguraron: "Por ley, sus respuestas al censo están seguras, a salvo y protegidas. Sus respuestas solo se pueden usar para producir estadísticas".


79 Me alegra 73 Me gusta 74 Me enoja 77 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión