Fuente: Berenice Malagón
03/14/2018

Burlington, N.C. a 7 marzo 2018-El programa 287g, uno de los que más afectado a la comunidad latina y que es considerado por muchos como anti-inmigrante, podría regresar al Condado de Alamance.

Este programa, fue retirado en el año 2012, luego que se suscitaran varias quejas por parte de la comunidad latina debido a que las autoridades del orden estaban utilizando el perfil racial de los hispanos como elemento principal en las detenciones y deportaciones. Estas acusaciones derivaron en una investigación por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos quien determinó el cierre del programa en dicho Condado. Sin embargo, en marzo de 2017, la Agencia Federal de Inmigración y Control de Aduanas, ICE por sus siglas en inglés, entabló nuevamente negociaciones con Terry Johnson, Alguacil del Condado de Alamance para revivir este programa. 

Ahora la comunidad latina se encuentra preocupada. "Este programa anteriormente ya estuvo en el Condado de Alamance pero fue cerrado por la mala administración del mismo. El perfil racial que ocuparon. Se comprobó con hechos que el Sheriff estaba usando el perfil racial para estar deteniendo a las personas. Es muy peligroso que se vuelva a reactivar debido a este antecedente", comenta a La Conexión USA, Griselda Alonso, miembro del Comité Popular Somos Raleigh. 

Aunque no hay fecha para la reactivación de la 287g en Alamance, la comunidad se está preparando: "La idea, es comenzar a formar coaliciones a nivel estatal para que no se vuelva a implementar la 287g donde ya se había retirado y empujar para que sea eliminado definitivamente este programa en todo el estado", añade Griselda Alonso.

Durante un foro comunitario realizado esta noche en Burlington, varios panelistas han compartido las razones por las que este programa no se debe reestablecer en ningún Condado de Carolina del Norte. "La 287g afectó mucho a mi familia, mi hijo fue deportado cuando apenas cumplió los 18 años, llevándolo a un país que él no conocía, pasando 6 meses en cárcel. Fue de las primeras 37 personas que agarraron en el Condado de Wake. No conocía parientes solo me tenía a mí", relata Yolanda Zavala, miembro del Comité Popular Somos Raleigh.

La activista añade: "También soy abuela, y el padre de 5 de mis nietos también fue deportado. Ustedes no se imaginan lo que es decirle a un hijo cuando está esperando con la pelota al Papá que ya no va a volver, ¿se imaginan al niño asomándose por la ventana preguntando a qué hora va a venir?", cuestiona Zavala. "A su Papá lo agarraron por no tener una licencia. Los niños se duermen, pero al día siguiente buscan la misma esperanza de querer ver a su padre. Esto no es juego, esto es lo que nos pasa a los inmigrantes, el llorar día tras día, el esperar, el ilusionarse por una vida mejor, pero estamos encerrados. Ustedes creen que yo tengo la confianza de agarrar a mis hijos y llevármelos a un parque?", pregunta a la audiencia y concluye: "Programas como la 287g no deben existir en ningún condado del estado. Tenemos que vivir con dignidad. Somos trabajadores, somos el mosaico multicultural de los Estados Unidos y esas mismas raíces que nosotros traemos, se las inculcamos a nuestros nietos para que sean ciudadanos buenos". 

Benjamín Rodríguez, es predicador dentro de las cárceles del Condado de Alamance y comparte su experiencia respecto a los efectos de la 287g: "Hemos visto en las prisiones gente que está por no tener licencia. Ok, yo estoy de acuerdo que la gente que comete un crimen, tienen que castigarla, pero la gente que viene de su trabajo y le dan un ticket por no licencia, eso a mí se me hace muy injusto."

Para Martha Hernández, miembro del Comité de Acción Popular, el impacto de la 287g en Alamance sería el mismo que en el Condado de Wake donde el programa está activo y donde ella radica actualmente: "Hemos estado hablando con el Sheriff por mucho tiempo...tenemos el derecho de vivir en paz y dignamente, de tener a nuestra familia junta. La 287G es simplemente una parte de la maquinaria de deportación del país. La deportación es un negocio, desde las cárceles, dependiendo de cuánta gente detienen y cuánta gente deportan".

Por su parte el Alguacil del Condado de Alamance ha dicho en reiteradas ocasiones que programas como la 287g serían herramientas para atrapar a criminales, combatir el tráfico de drogas, de armas y de pandillas. Asimismo ha negado implementar perfil racial contra los hispanos, sin embargo, en un documento público (Case 1:12-cv-01349-TDS-JLW Document 159 Filed 08/07/15 Page 45 of 253), el Gobierno estatal alegó que durante una reunión de personal en enero de 2007, el sheriff Johnson gritó "tráiganme algunos mexicanos" mientras golpeaban la mesa, y en otra ocasión instruyó a su personal a "salir y atrapar a algunos mexicanos". En el juicio, el primer reclamo fue respaldado por el agente Lloyd, quien declaró que nunca escuchó al Sheriff usar la palabra "mexicanos", pero lo escuchó decir en una reunión decir "tráiganme hispanos". Al obtener esta declaración, el Gobierno no hizo ningún esfuerzo por proporcionar ningún contexto, y ninguno fue dado. No hubo testimonios sobre golpes en la mesa, y ningún otro testigo apoyó el reclamo del Oficial Lloyd. El alguacil Johnson negó haber hecho esta declaración. 

En cuanto al segundo reclamo, el Gobierno presentó el testimonio de dos ex oficiales de la ACSO. De acuerdo al cabo Adam Nicholson, el alguacil Johnson dijo una vez: "Ve a buscar a los mexicanos". Según el Alguacil Johnson no podía recordar el contexto, lo más probable es que cuando el dueño del parque de casas móviles Rocky Top, que tiene una importante población hispana, acudió a la oficina del Sheriff Johnson para quejarse sobre un delito, el alguacil Johnson convocó al cabo Nicholson, quien informó que los "bandidos", una pandilla mexicana que operaba en esa área, habían estado entrando y saliendo en remolques en el parque de casas móviles. El cabo Nicholson testificó que interpretó el comentario del Sheriff como una orden para arrestar a todos los hispanos en el parque, pero Nicholson admitió que nunca arrestó a nadie, sino que estableció un punto de control de licencia cerca del parque por su propia voluntad "para apaciguar" al Sheriff. 

La 287g al igual que otros programas y propuestas de ley podrían discutirse en la legislatura estatal muy pronto. "Es muy probable para mayo se vuelvan a abrir muchas propuestas antiinmigrantes. Tenemos que estar muy pendientes de lo que pueda pasar este año en la legislatura, porque el año pasado fueron 8, tenemos que actuar", concluyó Griselda Alonso.


79 Me alegra 68 Me gusta 70 Me enoja 77 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión