Fuente: Berenice Malagón
03/07/2018

Siler City, N.C. 5 marzo 2018-Más de 100 personas serán desalojadas de una comunidad de casas móviles en Siler City donde residen 62 adultos y 53 niños, todos ellos hispanos.

Esta noche, las familias apoyados por El Vínculo Hispano, una organización sin fines de lucro que vela por los derechos de la comunidad latina en Siler City, se han presentado ante los comisionados de la ciudad con el objetivo de obtener ayuda.

"Como saben, Mountaire Farms está en proceso de construir una gran planta de procesamiento de aves de corral en Siler City y esta ciudad, junto con el Condado de Chattam han firmado acuerdos con esta compañía por miles de dólares en incentivos, descuentos en los impuestos de la propiedad y soporte en su infraestructura", indica a los comisionados de Siler City, Ilana Dubester, Directora de El Vínculo Hispano, quien lleva la batuta en la defensa de estas personas. "Las familias que están aquí esta noche, han vivido en Siler City y en Johnson por muchos años y pagan impuestos también".

En agosto pasado, Mountaire Farms anunció que compraría el terreno en la comunidad de casas móviles de Johnson con 28 unidades. En Noviembre de 2017, Mountaire cerró la venta de la propiedad sin ofrecer ninguna compensación a los residentes por perder sus casas móviles o alguna compensación por reubicación. Por el contrario, Mountaire amenazó a los residentes con desalojarlos sino evacuaban en Mayo de 2018. Las conversaciones continuaron con más fuerza a través del Vínculo Hispano y a principios de Marzo, Mountaire ofreció una pequeña compensación a cada familia, misma que no fue aceptada por considerarla insuficiente.

Los residentes han invertido en promedio más de 10 mil dólares por familia en la reparación y mejoras de sus casas móviles, muchas de ellas fabricadas en los 70's y debido a la antigüedad de estas, la mayoría no pueden ser reubicadas. Esto significa que más de 100 residentes deben abandonar sus casas y encontrar un lugar para vivir antes del 30 de junio plazo final para la evacuación.

De acuerdo a Dubester, "la decisión de Mountaire de vender el terreno sin ofrecer alguna compensación o apoyo a las familias del "parqueadero Johnson", pone a los residentes en una situación de crisis, pues la mayoría  eran propietarios de sus casas móviles y ahora, al no poder reubicarlas tendrán que rentar".

El salario promedio de cada familia de la comunidad de casas móviles de Jonson es de $15 a $20 mil dólares anuales, por lo que de acuerdo a Dubester, "No pueden pagar un incremento significativo en la renta. Actualmente pagan doscientos dólares al mes". En adición, los niños de esta comunidad también serían afectados "24 niños están inscritos a las escuelas locales", indica la activista.

Jorge López es uno de los padres de familia que serán desalojados y en entrevista con La Conexión USA nos cuenta: "Estamos pasando por un momento muy difícil, pensando dónde nos vamos a ir a vivir, desesperados y con mucha impotencia porque cuando la ciudad estaba haciendo en trato con Mountaire nunca nos avisaron nada, supimos hasta muy tarde y querían que desalojáramos en pleno invierno".

López atribuye este desalojo inusual a un problema de racismo. "Estamos luchando en este pueblo contra un problema de racismo. Para nosotros fue eso porque todos los que vivimos ahí somos hispanos, si en lugar fuéramos de la raza blanca esto no estaría pasando".

Aparentemente, esta situación está provocando un desequilibrio en el mercado inmobiliario, pues las rentas de las propiedades en Siler City se han incrementado, incluso en aquellos lugares en malas condiciones.

Cristina Díaz, tiene 10 años viviendo en lo que llama el "parqueadero Jhonson" en Siler City y pronto junto con sus 3 niños de 9, 5 y 3 años, su esposo y sus mascotas tendrán que desalojar la casa móvil que ha sido su único hogar por tanto tiempo.

Su esposo es el único proveedor, trabaja en la Construcción. "No sabemos qué hacer, vamos a tener que buscar, no queremos cambiarnos pero ni modo. Los niños lloran porque no quieren dejar a sus amigos"

Ana Reyna V. tiene 3 hijos, junto con ellos y su marido tendrán también que desalojar su casa móvil. "No nos vamos a mover hasta el último momento. No quiero que mis hijos pierdan el ciclo escolar. Las rentas están entre $550 y $600 dólares por un lugar de tres recámaras, no podemos pagarlo, además tenemos un perro y es difícil encontrar algo donde acepten mascota. Ojalá los  comisionados nos ayuden".

Los Comisionados han escuchado a los residentes de la comunidad de casas móviles de Jhonson en Siler City, pero aunque han mostrado interés y han realizado varias preguntas para entender la situación, no se han comprometido a nada en concreto esta noche, excepto un par de ellos, a visitar el "parqueadero de trailas" en cuestión. "Que nos ayuden a encontrar una vivienda digna y que nos apoyen con los depósitos de los servicios básicos como la luz, el agua y el gas, para no tener que volver a hacer contrato, es lo que les estamos pidiendo a los Comisionados", indicó Jorge López en conversación con La Conexión USA.


104 Me alegra 86 Me gusta 90 Me enoja 90 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión