Fuente: Verónica Gutiérrez
10/30/2017

Raleigh, N.C. 30 octubre 2017 - Gloria Fabiola Sánchez, madre mexicana de dos, está pasando por una situación desesperada después de que su esposo Gerardo Gil Sánchez fuera detenido por las autoridades de migración el pasado 25 de octubre. Ella se ha quedado sola con la manutención de sus dos pequeños que tienen problemas de salud
Gloria inició una página en el sitio de internet GoFundme https://www.gofundme.com/pago-de-migratorio-abogado-y-fianza porque necesita el dinero para los gastos básicos de ella y sus dos hijos menores de edad, uno con autismo y otro con problemas de lenguaje. "Con dos niños pequeños y yo acabo de empezar un trabajo de medio tiempo no me alcanza para comer, pagar los "billes" y la comida, pero yo sé que hay mucha gente de buen corazón que quizá me pueda ayudar, aunque sea con solo unos centavos o un dólar lo que les nazca del corazón para ayudarme es mucho," dijo la señora Sánchez en entrevista con La Conexión.

"Les pido su ayuda por mis niños, porque yo donde quiera me puedo ir a vivir, debajo de un puente, o donde sea, no me importa, pero ellos no."

Antecedentes del caso

El esposo de Gloria, Gerardo Gil Sánchez, llegó a los Estados Unidos en el año 2000 y desde entonces no ha regresado a su país pero sí ha tenido algunos encuentros con la ley. La primera vez hace más de 10 años cuando vivía en Michigan y fue detenido por conducir en estado de ebriedad, salió libre, pagó sus horas de servicio comunitario y atendió las clases correspondientes pero el DWI quedó en su record. La segunda vez lo detuvieron por una discusión con su esposa en donde llegó la policía y se lo llevaron preso nuevamente,  cuando iban a pagar la fianza que lo liberaría les dijeron que no pagaran porque su caso se había pasado a una corte de inmigración.
Posteriormente acudieron con el juez de inmigración y éste desestimó los cargos anteriores y le impuso una fianza de 7,500 dólares con la que pudo salir. En el 2015, inmigración lo detuvo en su casa y lo llevaron a Charlotte de donde la abogada pudo detener su deportación y se le colocó un grillete con un costo de más de 400 dólares mensuales que la familia ha estado pagando desde entonces.
El pasado 25 de septiembre, el señor Sánchez, tenía una cita en la corte de inmigración, sin embargo no se presentó porque nunca le llegó la notificación a su nuevo domicilio a pesar que ya habían notificado del cambio a la abogada.

"Yo estoy muy contenta con los servicios de la abogada, y entiendo que fue un error el hecho de que no nos notificaran del citatorio de inmigración, pero ahora estamos pagando las consecuencias," dijo Gloria Sanchez.

Cabe mencionar que la abogada no continuó con el caso de Gerardo Sánchez ya que nunca se le pudo volver a contactar directamente y según declaraciones de la señora Gloria Sánchez, las empleadas de la abogada solo le dijeron que para hablar con ella tenía que pagar 100 dólares. 
 
La compañía dueña del grillete Libre by Nexus fue quien les avisó que tenían una nueva cita en inmigracion el pasado 25 de octubre por lo que se presentaron a la corte en Charlotte y ahí fue donde el señor Sánchez quedó detenido nuevamente y transferido casi inmediatamente a Carolina del Sur.
Después de insistir repetidamente en hablar con la abogada sin éxito, decidió contratar los servicios del abogado Anton Lebedev. 
"El abogado pudo comunicarse con ella y así fue como se comprometió (la abogada) a dar el pago inicial y no se porque no quiso retomar el caso pero nunca me permitieron hablar con ella porque me exigian pagar los 100 dólares y por eso busque a otro abogado."

El abogado Lebedev le da muchas esperanzas de poder parar la deportación de Gerardo, sin embargo Gloria Sánchez no cuenta con los recursos para mantenerse ni para los gastos legales del caso.


48 Me alegra 52 Me gusta 48 Me enoja 46 No me gusta

2016 HR2M WebSolutions LLC - ALL RIGHTS RESERVED
LaConexionUsa POBOX 228

Bienvenido a LaConexión