Fuente: Alexa M. Mieses, MD, MPH
09/30/2016

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres y es la mayor causa de muerte en las mujeres hispanas. El cáncer de mama también puede afectar a los hombres, cada año en los Estados Unidos, alrededor de 220,000 casos de cáncer de mama son diagnosticados en mujeres y alrededor de 2,000 casos en los hombres. Algunas veces el cáncer de mama ha avanzado lo suficiente para causar síntomas pero a menudo es silencioso. Gracias a exámenes médicos como la mamografía puede ser tratado si se descubre a tiempo.

El cáncer de mama ocurre cuando las células del seno crecen fuera de control. Ambos, hombres y mujeres tienen estas células. Algunas veces estas pueden causar tumores (un conjunto de células que se sienten como una especie de bola) y causar problemas alrededor del área del cuerpo (por ejemplo, causa cambio en la piel, fluidos brotan del pezón, o causa dolor). Otras veces, el cáncer de mama se puede expandir hacia otras partes del cuerpo tales como los pulmones, los huesos y el cerebro. 

Ciertas cosas aumentan el riesgo de cáncer de mama. Estar físicamente inactivo o con sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de mama. Esto es algo que las mujeres y los hombres pueden evitar haciendo ejercicio y manteniendo un peso saludable. Sin embargo, hay otros factores de riesgo que vienen con el envejecimiento, lo que provoca que las células tiendan a crecer fuera de control, y por lo tanto, nuestro riesgo aumenta. También, los genes que heredamos de nuestros padres podrían tener algún efecto de riesgo.

El Servicio de Fuerzas de Tareas de Prevención de los Estados Unidos recomienda que todas las mujeres entre las edades de 50 a 74 años de edad se realicen una mamografía una vez cada dos años. La mamografía es un examen de Rayos X en el cual un tejido del seno es usado para detectar cualquier anormalidad de células. Es importante notar que si una mujer tiene un historial familiar de cáncer de mama o tiene otros factores de riesgo, necesita hacerse la mamografía antes de los 50 años.

Un resultado anormal en la mamografía no siempre significa cáncer. De hecho, cuando el resultado de una mamografía es anormal, es necesario hacer más exámenes para poder hacer un diagnóstico de cáncer. Por ejemplo, se hace una biopsia en la cual algunas de las células son tomadas para ser examinadas en el microscopio. Esto puede ayudar a descifrar si son células cancerosas o no.

El cáncer de mama es un tema que asusta y preocupa a muchas personas, lo más importante es discutir el problema con su médico familiar. Su doctor puede determinar el riesgo de cáncer de mama y hacer recomendaciones. Es importante mantenerse al día con las revisiones médicas, ya que no solo le permitirán descubrir cualquier causa de cáncer de mama a tiempo, sino que también le daría el poder de tomar acción en su salud no importando el resultado.



Alexa M. Mieses, MD, MPH


www.DrAlexaMieses.com 


Twitter: @DrAlexaMieses


(919) 684-6721


25 Me alegra 18 Me gusta 16 Me enoja 21 No me gusta

Bienvenido a LaConexión