Skip to main content

Una mala experiencia en el DMV

September 17, 2012

Tuve una mala experiencia  en el DMV

He estado en los Estados Unidos durante treinta años. Tengo mis papeles, soy una maestra de ESL y he sido voluntaria ayudando a mi comunidad. Nací en Santo Domingo. Me gustaría compartir esta experiencia con sus lectores.

Lee este artículo en inglés

Estamos interesados en saber acerca de las experiencias buenas y malas. Envíe sus comentarios, respuestas o experiencias a: Experienciaslatinas@laconexionusa.com

Por Antonia T.R.

El año pasado fui a registrar mi coche. Estando en la línea comencé hablar con una señora muy agradable que era Anglosajona y acababa de regresar de sus vacaciones en México. Ella asumió que yo era mexicana. para mí está bien, ya que había visitado México un par de años atrás y me encantó. Mientras estaba en la línea, ella mencionó que estaba lenta y que ella quería hacer la registración de su carro y le dije que yo necesitaba hacer lo mismo.

Llegó a la ventana y rápidamente obtuvo su registro. Cuando fue mi turno, el Secretario pidió mi licencia, y le pregunté para qué. Dijo, en una voz muy grosera, que para registrar mi vehículo tenía que tener una licencia. Pregunté si ese era el caso, por qué no pidió lo mismo a la dama adelante de mí. Dijo que ella no lo tenía que hacer. Pedí ver al gerente y en su lugar llamó a un agente de seguridad. Le expliqué al guardia y dijo que para resolver el asunto rápido, debía presentar mi licencia. Decidí hacerlo porque de lo contrario no iba a conseguir mi registración.

Al terminar el trámite no me fui del DMV. Me quedé mirando lo que sucedía con otras personas y note que a los únicos que le solicitaban una licencia para registrar sus coches eran a latinos o a los que parecían latinos.
Cuando dejé el DMV un hombre se acerco y me dijo que si quería presentar una queja sería mi testigo.

Me sentí realmente mal pero a la vez bien. La dama que conocí en la línea fue muy agradable, el hombre que se acercó a mí también fue un caballero, pero la Secretaria del  DMV fue grosera. ¿Actuó por su cuenta o simplemente siguía las instrucciones?

Llegué a la conclusión de que por cada dos persona amables y amistosas, nos encontramos con una que expresa sus prejuicios y es grosero. ¿Debe ser la “grosería” aceptada como un comportamiento para expresar el odio hacia los demás?.

Publicidad: