Skip to main content

Señor presidente: Emilio Vicente sería el primer inmigrante indocumentado y homosexual en dirigir el cuerpo de estudiantes de la Universidad UNC en Chapel Hill

February 19, 2014

Emilio Vicente es un joven inmigrante nacido en Guatemala, indocumentado y un nuevo líder para los estudiantes de UNC

Emilio Vicente es un joven inmigrante nacido en Guatemala, indocumentado y un nuevo líder para los estudiantes de UNC en Chapel Hill/W.G.

Emilio Vicente sería el primer inmigrante indocumentado y gay en dirigir el cuerpo de estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, UNC

POR WALTER GÓMEZ

CHAPEL HILL- Un joven inmigrante que rompió múltiples barreras sería el primer hispano e indocumentado en presidir el cuerpo de estudiantes de la Universidad de Carolina del Norte, UNC en Chapel Hill.

Emilio Vicente, hoy de 22 años, inició su viaje cuando a los seis, dejó junto a su madre, su pueblo natal Totonicapán (Guatemala) para reencontrarse con su padre, quien había emigrado en busca de mejores oportunidades para su familia a Siler City en Carolina del Norte.

“Para mí fue como una aventura. Recuerdo que viajamos en tren por México y luego cruzamos la frontera por debajo de un alambre de púas”, recordó Emilio en entrevista con La Conexión.

En el 2007, sus padres decidieron regresar a Guatemala luego de que su papá sufriera un accidente de trabajo, pero Vicente resolvió quedarse con su hermano mayor en Siler City.
“Permanecí aquí porque quería finalizar mi educación y tenía la esperanza de que si lo hacía bien en la escuela, todo funcionaría”, indicó.

VISIÓN AMPLIA

Vicente, superó con creces los retos de aprender español e inglés, su lengua natal es el dialecto Quiché, y desde joven se involucró activamente en su comunidad. Entre otras actividades realizó traducciones para los padres de habla hispana en las conferencias con maestros, fue presidente de la clase en la ‘high school’, organizó un programa de mentores en la escuela primaria local, respaldó la educación en salud sexual en Carolina del Norte y fue cofundador de la campaña “Un Estado, Una Tarifa” para que UNC, la primera universidad pública del país, permitiera que los indocumentados pagaran tarifas de residentes.

“Este cargo es muy importante. Estoy haciendo esto porque tengo una visión de cómo debe ser la universidad, para que incluyamos a más estudiantes en la conversación y escuchemos sus voces, que no siempre se oyen en los debates públicos”, afirmó.

La experiencia de abogar a nivel nacional, estatal y local le brindan al joven soñador mayor experiencia para enfrentar los grandes temas que son de referencia en la universidad.
“La inmigración es parte de mi identificación, que es algo que obviamente no puedo dejar de lado por estar indocumentado, pero mi enfoque está dirigido a las diversas problemáticas que pasan en el campus. Nosotros debemos estar involucrados y ser parte de ese diálogo. Considero que tengo la habilidad de saber lo que ellos necesitan”, señaló.

INCLUSIÓN Y PARTICIPACIÓN

Emilio, abiertamente gay, expresó que salió en dos oportunidades del “clóset” lo que sumado a ser latino, lo colocó en una condición de ‘triple’ minoría.
“Todo es parte de mi identidad, pero esta universidad es muy inclusiva”, sostuvo.
El soñador, que ya está escribiendo una nueva página en la historia de UNC en Chapel Hill, cree que las posibilidades de elegir, en 2014, un presidente con sus características es más factible que hace un tiempo atrás debido a las conversaciones que existen a nivel nacional en materia de la reforma migratoria.
“Cambia la manera de cómo las personas ven a los estudiantes y a la gente indocumentada. Es otro ejemplo de que formamos parte de esta comunidad y que somos como cualquier otra persona. Esta universidad es bien progresiva y no me hubiese sorprendido si hace cuatro años hubieran elegido a una persona indocumentada”, remarcó.
Precisamente, Ron Bilbao también corrió para este cargo, pero a diferencia de Emilio él era ciudadano estadounidense. “Es mi amigo y estamos en contacto. Me llamó, apoyó y felicitó”, dijo.

UN PASO MÁS

Con tono pausado y una sonrisa en su rostro, Emilio revela que está feliz y sorprendido de haber obtenido, en primera vuelta el martes de la semana pasada, el 41.08%, de los 5.475 votos que se emitieron y que lo llevaron ayer a una segunda vuelta, donde enfrentó a Andrew Powell. Pero hasta el cierre de esta edición se desconocían los resultados finales, los cuales según las encuestas, le daban a Vicente el triunfo.

“Agradezco a mis padres, mi familia y los amigos de mi campaña por las oportunidades que me han dado”, recalcó.
A un año de finalizar su carrera de Política Pública y en trámite para obtener el beneficio de la acción diferida, dejó un mensaje para los estudiantes hispanos: “Hay que intentarlo. Tratar cosas nuevas y buscar experiencias”, concluyó.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]