Skip to main content

Raíces de la migración, voces que deben ser escuchadas

June 13, 2012

En Alabama, la representación fue testigo de  una situación muy  crítica

En Alabama, la representación fue testigo de una situación muy crítica /Cortesía

RALEIGH- Con el objetivo de conocer y aprender las realidades de  las raíces de la migración de México y América Central, una delegación de Testigos Por La Paz del Suroeste (WFPSE) viajó por nueve días al estado de Oaxaca, México y   luego, para conocer el efecto de al ley HB56 visitaron el estado de Alabama.

Delegación de Testigos Por La Paz del Suroeste (WFPSE) viajó por nueve días al estado de Oaxaca, México /Cortesía

Delegación de Testigos Por La Paz del Suroeste (WFPSE) viajó por nueve días al estado de Oaxaca, México /Cortesía

La delegación de WFPSE escuchó las realidades que vive  la comunidad de Oaxaca/Cortesía

La delegación de WFPSE escuchó las realidades que vive la comunidad de Oaxaca /Cortesía

Por Walter Gómez

“Queríamos escuchar las voces de la gente que son impactados y afectadas por las políticas de Estados Unidos, en particular el Tratado Libre de Comercio TLC, para compartir el mensaje a nuestras comunidades y trabajar por la reforma de las leyes migratorias”, indicó a La Conexión Emily Zucchino Directora  Asociada de WFPSE

POBREZA Y FALTA DE MANO DE OBRA

Kristen Wassil, Emily Zucchino, Justin Rose, Linnea Burgevin, Reid Drake, Kifu Faruq Y Kristin Koptiuch fueron quienes recorrieron el territorio mexicano y explicaron a nuestro medio por qué lo eligieron. “Hay varias razones que nos llevaron a Oaxaca. Entre ellos es el segundo estado más pobre del país y el número uno en recibir remesas, y porque allí se encuentra una oficina regional de nuestra organización”, explicó Kristen Wassil, Asistente de dirección de WFPSE.

Los visitantes, luego de su recorrido, comprobaron la gran ausencia de hombres comprendidos entre las edades 18 y 40 años. “La mayoría ha emigrado a Estados Unidos, y esto afecta a las comunidades que son  agrícolas, sumado a la poca ayuda que reciben del gobierno federal y local a los campesinos”, anotó Justin Rose estudiante de la universidad de Carolina del Norte.

También, para sorpresa de los integrantes, el costo de los alimentos es elevado  para las familias oaxaqueñas. “Trazamos un paralelo de costos de alimentos con lo que llegan a ganar en una jornada laboral y casi es imposible comprar ciertos productos básicos de la canasta familiar. Por ejemplo el salario mínimo es de 59 pesos por día y un pollo cuesta más de 100 pesos. Mínimo dos personas de la familia deben trabajar para comprar los alimentos básicos”, sostuvo Zucchino.

Para mitigar los costos, especialmente de las verduras, una organización esta enseñando sistemas de agricultura sostenible, que pue-de ayudar que la gente no tiene que migrar. “Ellos proveen las herra-mientas para cultiven sus propios alimentos. Esta su-gerencia esta siendo aceptada y propagada a otras comunidades”, aportó Wassil.

LOS RIESGOS DEL CRUCE

En Oaxaca, conocieron y hablaron con migrantes que estaban en su camino a cruzar la frontera  y también conversaron con aquellos que regresaron a México. “El cruce está difícil y muchas se arriesgan hacerlo por el desierto, aún a costa de perder la vida y no ser encontradas. El pago que realizan es entre 5 y 6 mil dólares y lo hacen con la esperanza de poder darle de comer a sus familias. Una mujer lo iba a intentarlo por cuarta vez”, remarcó Wassil.

Sobre quienes regresaron, los delegados indicaron. “El factor común es por el miedo en que viven en Estados Unidos, a pesar que adoptaron éste país, en algunos casos, hace más de doce años”, agregó Zucchino.

ALABAMA, NO TAN DULCE

Luego de México, la re-presentación se dirigió a Birmingham, Alabama, para aprender sobre la ley HB56 y contactar  organizaciones que trabajaron contra su implementación. “Los chicos lloran, no  quieren ir al colegio. Conversamos con negocios y con el Comisionado de Agricultura. La situación es crítica. El sufrimiento de este lado es un desastre”, afirmó Rose.

El informe de la delegación cruzará muy pronto a Washington D.C. para difundirlo a nivel superior.
“En pocos meses viajaremos con la premisa de hablar con el Departamento de Estado y representantes sobre reconsiderar el tratado NAFTA y establecer políticas migratorias. Debemos ser proactivos, unirnos con organizaciones de derechos humanos y proinmigrantes y trabajar fuerte para oponernos a cualquier proyecto que ataque en nuestro estado a la comunidad migrante”, finalizó Zucchino.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]