Skip to main content

Programa fortalece a la comunidad LGBTQ, en español y gratis

May 9, 2012

Alex Córdoba

Para conocer sobre el tema: Comuníquese con Alex Córdoba al
(919) 687-4635 extensión 35.

DURHAM- El único programa que existe en español para la comunidad hispana LGBTQ (gay, lesbiana, bisexual y transgénero) en Carolina del Norte está cumpliendo 9 años de servicios.

Por Paola Jaramillo

Para celébralos, los integrantes del grupo de apoyo Entre Amigos y del programa Hermano Sol, Hermana Luna, de El Centro Hispano en Durham, ofrecerán una cena privada donde esperan contar con la participación cercana de 100 hispanos que se han graduado del mismo, familiares y amigos.

“No somos ‘ovnis’ ni seres incapacitados”, dijo a La Conexión Alex Córdoba, coordinador del programa de VIH para la comunidad LGBTQ de la entidad, “pagamos impuestos y lo único que buscamos es vivir dignamente. Nuestro programa se basa en el respeto, el amor y la sexualidad diversa. Lo que buscamos es convertirnos en esa familia que se perdió. Eso es lo que vamos a celebrar”, explicó.

El concepto de LGBTQ, que fue inventado en los años 70’s en la ciudad de San Francisco (California), nació para quitar del vocabulario la palabra homosexual, y descubrió que para poder cambiar los patrones, había que hacerlo también con la manera en que estas personas habían sido tratadas y vistas por la sociedad.

“Ha sido adoptado con gran éxito por El Centro Hispano”, resaltó, “somos el único grupo en español de todo el estado. Para los americanos el tema es común, pero a los latinos le suena como a medicina”, apuntó.

A través de Hermano Sol, Hermana Luna, se enseñan a los participantes  a descubrir quiénes son, hablar de enfermedades sexuales y a utilizar el preservativo adecuadamente, así como la manera correcta de hablar con otros sobre el tema.

“Es algo muy delicado y por eso se hace en grupos pequeños donde es casi personal. Son seis sesiones y al final se hace una graduación. Finalmente se convierten en duplicadores de información”.

DiscriminaciÓn

De acuerdo con el coordinador, pese a que de este lado de la frontera los tabúes son menos, el perjuicio racial es latente.  “La mayor barrera es la discriminación”, mencionó, “no solo de la sociedad sino de nosotros mismos. Segundo, traemos nuestra cultura y pensamientos relacionados con la religión y el rechazo de la familia, que pesan mucho”.

Es por ello, que Alex recordó a los que deseen hacer parte del programa y del grupo de apoyo, que en junio inicia una nueva temporada, la cual correrá hasta noviembre.  “Es un espacio donde nos ayudamos y damos la mano. Hay que dejar el miedo y ser felices”, concluyó.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]