Skip to main content

Por un error, madre mexicana está a punto de ser deportada

September 12, 2012

Lidia Aragón Moreno

Lidia Aragón Moreno/W.G

KNIGTHDALE- Una hispana, madre de seis hijos, vivió su peor pesadilla luego de ser arrestada por un error del personal administrativo de la Corte del condado Wake lo que trajo como consecuencia ser puesta en manos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

Por Walter Gómez

Lidia Aragón Moreno, mexicana y residente de Carolina del Norte hace más de 16 años, fue parada por una patrulla el pasado mes de agosto, al no tener el “sticker” en la placa de su auto y uno de sus hijos, no llevar puesto el cinturón de seguridad. “Me citaron el 16 de agosto a la corte. Como tenía que llevar a mis hijos al dentista, fui y solicité una nueva fecha. La persona que me atendió me dijo que no había problema y que que-daba para el 13 de septiembre. Lo escribió en la citación que llevaba”, recordó a La Conexión, Aragón; pero el viernes 31 de agosto, un  oficial de policía llegó a su casa. “Nos pareció raro. Mi hijo y nuera estaban de salida y preguntamos si había algún problema. Nos dijo que nos identificáramos, pero no señaló que buscaba a alguien en especial”. Luego de presentar los respectivos documentos de identificación, el policía se dirigió a Lidia y le informó que la estaban buscando por fallar a la corte. “Le dije que era un error. Que me habían cambiado la fecha y le mostré los papeles, pero me respondió que lo sentía, porque en el sistema no aparecía”,  sostuvo.

EL ARRESTO

El oficial fue con Lidia hasta la patrulla donde la esposaron lejos de la mirada de los niños siendo trasladada al Centro de Detención ubicado sobre la calle Hammond. Allí le tomaron las hue-llas y por su situacion de indocumentada pasó a manos de inmigración. “No paraba de llorar”, recordó, “pensaba que debía regresarme a México y estaría separada de mis niños”, expresó.

La oficial de inmigración fue amable. “Me dijo que el caso era muy raro. Le mostré la citación de la corte y me respondió que lamentablemente no tenía un sello y por eso no era válida. Le hablé de los problemas de salud de dos de mis hijos. Me permitió llamar a mi familia para que trajearan todos los documentos que probaran lo que estaba diciendo”, dijo Lidia. Luego de la entrevista con la oficial de ICE, fue recibida por la magistrada. “Miró en el sistema y co-rroboró que la fecha no estaba registrada. La corrigió e ingresó la correcta”, apuntó.

A LA ESPERA DE ICE

Sin embargo, al estar en manos de inmigración, Li-dia tuvo que esperar hasta que la supervisora del Servicio de Inmigración y Aduanas, ICE tomara una decisión sobre su caso. “Revisaron mi historial, desde que ingresé a Estados Unidos en el 96 hasta la fecha. Mi hijo trajo los documentos solicitados y  luego de analizarlos me informó que debía presentarme a una corte de inmigración en Charlotte, el 6 de diciembre. “No me puso fianza”, señaló.

Ahora espera la cita donde un juez, probablemente, definirá su futuro. “Luego de lo que me pasó mi mensaje para mi comunidad es que si hacen un cambio en la corte, verifiquen que le sellen los documentos, insistan hasta que lo hagan y así se eviten un dolor de cabeza como yo lo tuve”, finalizó.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]