Skip to main content

Más padres hispanos buscan apoyo en la Sociedad de Autismo de Carolina del Norte

May 9, 2012

Mariela Maldonado en compañía de Maricruz e Iliana en la biblioteca de la Sociedad de Autismo de Carolina del Norte en Raleigh

Mariela Maldonado (i) en compañía de Maricruz e Iliana en la biblioteca de la Sociedad de Autismo de Carolina del Norte en Raleigh /W.G

RALEIGH- Dejar el miedo, más recursos y mayor conocimiento por parte de padres y médicos, son motivos directamente relacionados con el aumento de los casos de autismo, de acuerdo con la oficina de Enlace de Asuntos Hispanos de la Sociedad de Autismo de Carolina del Norte, liderada por Mariela Maldonado.

InformaciÓn

Sobre la sociedad, programas, recursos y grupos de apoyo, llame a Mariela Maldonado al (1800) 442- 2762, escriba un mensaje a mmaldonado@autismsociety-nc.org o visite la página de internet www. autismsociety-nc.org (en español vaya donde dice Advocacy y haga clic en la palabra español).

Por Paola Jaramillo

Según la entidad, en el estado, 1 de cada 70 niños ha sido identificado con un trastorno del espectro autista (TEA), es decir, cerca de 66 mil. Cifras estrechamente relacionadas con el último informe entregado el mes de marzo por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el cual estableció que 1 de cada 88 niños en Estados Unidos había sido identificado con TEA .

De acuerdo con este estudio, es un aumento del 23 por ciento desde el reporte en 2009, elevándose mayormente (110 %) en los niños hispanos. No obstante, tanto Maldonado como Maricruz Romero, de México, residente en Durham y madre de Brandon Pérez de 11 años e Iliana Martínez, de Guatemala, que vive en Raleigh y madre de Manuel Roberto, de 7 años, dos niños autistas; las estadísticas demuestran no tanto un aumento en sí, sino una unión de causas como educación, información, concientización y una mejor identificación de los casos.

“Hay muchos más recursos para evaluar rápidamente,” explicó a La Conexión Iliana, “antes se pensaba que eran conductas normales que cambiarían con el tiempo, hoy hay mayores medios para identificar verdaderamente lo que sucede”.  “Creo que hay más conocimiento por parte de los pediatras”, explicó Maldonado,“están en entrenamiento constante y saben distinguir fácilmente los verdaderos signos del autismo”.

Para Maricruz, ahora los padres están más educados. “No están esperando a ver qué dicen los médicos y si los niños que yo conozco hacen lo mismo. Buscamos ayuda”. Y es en esa exploración que más padres se han acercado a los grupos de apoyo que desde hace cuatro años viene conformando la sociedad, para padres de familia de habla hispana.   Actualmente los hay, en las ciudades de Fayetteville, Raleigh, Greenville, Charlotte, Greensboro y Durham.

“Vemos como la gente ha dejado el miedo”, explicó Maricruz, quien también es coordinadora del grupo en Durham, “hace cuatro años venían 5 personas, hoy somos más de 25”.

Sin embargo, aún hay barreras culturales y sociales a vencer.  “Nosotros somos los únicos abogados de nuestro hijos. Si nos deprimimos y negamos el problema, le estamos quitando posibilidades. Por ello, a la más mínima preocupación, hay que acudir a un doctor y si ese no te convence, sigue buscando hasta que estés seguro. Entre más temprano se intervenga, mejor”, concluyó Martínez.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]