Skip to main content

Los Boy Scouts of America invitan a las familias hispanas

February 23, 2011

Boy scouts montando bicicleta

Actividades divertidas en un ambiente sano disfrutan los niños/ Cortesía

RALEIGH- Por más 100 años, la organización Boy Scouts of América ha ayudado a los jóvenes a crecer y alcanzar su máximo potencial mediante el desarrollo de habilidades académicas, confianza en sí mismos y técnicas de liderazgo que influyan sus vidas.

Por Walter Gómez

“Vivía en Bogotá, Colombia, cerca de la montaña, y los ocho años comencé a ser un Lobato, -así llaman a los más pequeños-”, recordó a La Conexión Diego Ortiz, director del distrito Crosswinds del Consejo Occoneechee de Boy Scouts of América de Iniciativas Multiculturales en Raleigh. “Todas las tardes llegaba del colegio, dejaba los libros y me iba a mi reunión con mis amigos scouts, paseábamos por la montaña, aprendíamos muchas cosas de utilidad. Nosotros como lobatos, poníamos sogas para cruzar la quebrada, hacíamos puentes, teníamos escondidas, curas para primeros auxilios, galletas, jugos”, recordó.

niño explorador

Diego Ortiz/ Walter Gómez Pasaron más de 30 años para que Ortiz volviera a vivir las actividades de Boy Scouts. “Hace cinco meses supe que estaban buscando alguien de origen hispano en Raleigh y no dudé”, expresó. Se mudó de Carolina del Sur a Raleigh para hacerse, primero, cargo de un distrito que comprende el anillo de la 440, “un sitio donde se encuentran las tropas con más experiencia y muy lindo para aprender”, sostuvo.

Al poco tiempo le ofrecieron el reto de ser director del distrito Crosswinds que concentra a 2.200 scouts y 760 voluntarios en la zona de Morrisville, Cary y Apex. “Un desafío para convocar a las familias hispanas y minorías en general”, destacó.

VALORES, enseñanzas y educación

Si bien el programa de Boy Scouts se desarrolla en 115 países, y en éste uno de cada diez niños participa, para muchos integrantes de nuestra comunidad es algo nuevo o desconocido. “Ser Boy Scouts es entretenido. Diferente a lo que hacemos todos los días. Tenemos un programa de valores muy importante que sirve para toda la vida”, indicó. “Les enseñamos a tener carácter, trabajar en equipo, alcanzar metas bajo una sombrilla académica divertida”, remarcó.

Con respecto a la experiencia que pueden transmitir a los papás hispanos, Ortiz reveló: “Cuando tomé este reto, mi hijo Martín de 10 años se involucró como Boy Scouts. Esto me permitió ver que siente un niño hispano”.

PADRES E HIJOS COMUNICADOS

Unas de las actividades preferidas por todos, son los campamentos que realizan con la participación de padres e hijos. En el último, en octubre pasado, 2.500 jóvenes con sus papás se integraron en tres días de camping con más de 26 actividades diferentes desde armar un canasto indígena, hacer un cuchillo de palo hasta tirar con arco y flecha. “Los padres aprendemos todo lo que se puede hacer en un día”, explicó Ortiz. “Nos levantamos con el sonar de la corneta a las 6:30am, y nos acostamos rendidos en la carpa con nuestros hijos compartiendo charlas en la noche”, señaló.

“Si le preguntas a los muchachos que es un ser Boy Scouts, podrás encontrar miles de respuestas diferentes. Pero en todas se afirmará que es donde se tienen los mejores amigos y de por vida”, concluyó.

CONVIÉRTETE EN SCOUTS

Club Scout: niños de 7 a 10 años de edad
Boy Scouting: niños de 11 a 17 años
Venturing: niños de 14 a 20 años
Información: Diego Ortiz (919)872-4884
www.beascout.org (tiene la opción de página en español)

Publicidad: