Skip to main content
Unable to create scaled Thumbnail image.

La importancia de los negocios latinos

June 20, 2012

Fernando Palma (i) su receta: "Ser positivo, emprender con fe y tener visión" /WG

RALEIGH- De acuerdo a nuevos datos publicados por el Instituto de Política Fiscal,  los ingresos totales de las pequeñas empresas propiedad de inmigrantes en Carolina del Norte fueron de 944 millones de dólares, que representan el 8% de los ingresos de todos los propietarios de negocios en el Estado.

A NIVEL NACIONAL
  • Más de uno de cada seis propietarios de pequeñas empresas en los Estados Unidos es un inmigrante.
  • Los mexicanos son, por mucho, los que cuentan con más pequeños comercios de toda la comunidad inmigrante en Estados Unidos, con más de 100.000 negocios.
  • Hoy, 18 por ciento de todos los propietarios de pequeños negocios en los Estados Unidos nacie-ron en otro país, comparado con el 12% en 1990.
  • Inmigrantes componen el 18 por ciento de todos los propietarios de pequeños negocios en los Estados Unidos,  representando el 13%  de la población y 16% de la fuerza laboral, de acuerdo al informe 2010.
  • Esto es un gran cambio de la imagen de hace 20 años, cuando los inmigrantes reflejaban el 9% de la fuerza laboral y 12% de los propietarios de pequeños negocios.

Por Walter Gómez

El informe, “Inmigrantes propietarios de pequeños comercios”, elaborado a partir de los datos del Censo de 2010 demuestra el impacto de las pequeñas empresas propiedad de inmigrantes en ganancias, industrias específicas y trata de derribar la idea de que los inmigrantes que vienen a este país no crean sus propios negocios, puesto que en él se pueden leer cifras como que en 2010, en todo el país, generaron casi cinco millones de puestos de trabajo e ingresaron un total de 776.000 millones de dólares.

“Esto refleja el emprendimiento, la contribución y el empuje de la comunidad hispana en la economía en Carolina del Norte y en todo el país, generando fuentes de trabajo para todos”, indicó a La Conexión Leonor Clavijo presidente de la Cámara de Comercio Hispana de Carolina del Norte.

CONTRIBUCIONES, DEBEN SER RECONOCIDAS

En 2010, el 9.2 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas fueron inmigrantes, lo que representa un aumento de 531.7 por ciento desde 1990.

El documento, revela que entre 1990 y 2010, el número de pequeñas empresas en Carolina del Norte creció por 69.000 y nuestro estado ocupa el número 25 en la nación para el tamaño de su comunidad de pequeños negocios de inmigrantes.

“Las pequeñas empresas son una parte importante de la economía de Carolina del Norte y las contribuciones de los empresarios inmigrantes deben ser reconocidas”, expresó a La Conexión Allan M. Freyer Analista de Políticas Públicas, Presupuesto y Centro de Impuestos del Centro de Justicia de Carolina del Norte.

CON SELLO LATINO

El estudio, señala que las principales cinco industrias en Carolina del Norte detalladas donde las pequeñas empresas propiedad de inmigrantes representan la mayor parte de las pequeñas empresas son panaderías (80,9%), mariscos (78,1%), servicios de autobuses (73,3%), papel y productos de pulpa (58,8%) y departamento y tiendas de descuento (58,7%).

“Siempre quise superar-me, ver más allá de mis propias narices y ser mi propio jefe”, opinó a nuestro medio Fernando Palma propietario desde el 2000 del negocio México Lindo en Raleigh.

CRECIMIENTO SOSTENIDO

También, el artículo desvela que los latinos poseen, a nivel nacional,  el 28% de los negocios con menos de 100 empleados, en línea con los asiáticos (31%), y los blancos no estadou-nidenses (34%).

“Durante muchos años se pudo ver un aumento sostenido como una locomotora. Desde llanteras, compañías de  taxi y la cons-trucción. La competencia fue buena para crecer y solo se detuvo las inversiones con el aumento de las deportaciones”, aportó Palma.

CALMAR CLIMA HOSTIL

David Dyssegaard Kallick, director de análisis de inmigración de Fiscal Policy Institute, destacó tener “la esperanza” de que este informe “ayude a que la gente se dé cuenta de la importancia de los negocios de los latinos, y con suerte ayudar a crear un contexto más calmado en la discusión sobre los inmigrantes y los latinos”, ya que asegura que el clima antiinmigrante sigue presente en el país.

“Incluso desde una pers-pectiva económica, es preocupante escuchar a veces sentimientos antiinmigrante en la prensa, en debates públicos, en conversaciones privadas...”, afirma el autor, quien ve como un “verdadero peligro” que exista un clima “hostil” hacia el inmigrante, porque eso repercute en las condiciones empresariales.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]