Skip to main content

Juez hispano busca que más latinos sean los primeros

October 19, 2011

El juez Albert Díaz, habla a unos estudiantes durante una reciente visita a una secundaria en Charlotte

CHARLOTTE-Durante su vida, el juez Albert Díaz ha sido el primero en muchos aspectos: en su familia en ir a la universidad, enlistarse en la Marina, y el primer hispano en el Cuarto Circuito de la Corte de Apelaciones del país, ahora busca que otros latinos sean también los primeros.



El quinteto de La 300, eliminó a KCS y jugará la gran final ante Novatos

El juez Albert Díaz, habla a unos estudiantes durante una reciente visita a una secundaria en Charlotte/EFE .

POR ALEXANDRA VILCHEZ/EFE

"Alguien tenía que ser (primero) pero espero que en un futuro ese no sea el caso, que sea común ver a hispanos en diferentes sectores de la sociedad, y eso se logra con estudio, trabajo y dedicación", comenzó Díaz a Efe.



El pasado mes de diciembre, el juez, de origen puertorriqueño, fue confirmado por el Congreso para formar parte del importante tribunal, luego de esperar más de un año para su ratificación tras su nominación en noviembre de 2009 por el presidente Barack Obama.


OBSTÁCULOS

Después de la elección de Sonia Sotomayor al Tribunal Supremo de Justicia de EE.UU en agosto de 2010, Díaz se convirtió en el segundo hispano sugerido por la administración Obama para ocupar una silla en las altas cortes federales.

Para Carolina del Norte, el nombramiento del hispano representó convertirse en el tercer juez en la historia del estado que logra ocupar el puesto.



Desde 2001, Díaz fungía como juez en la Corte Superior de Carolina del Norte y en 2005 era parte del Tribunal Superior, que discute casos empresariales complejos en el condado de Mecklenburg, donde está Charlo-tte, y el más importante del estado. Díaz decidió casos muy reconocidos, cuando en 2009 dictaminó que Demeatrius Montgomery, acusado de matar a sangre fría a dos agentes de policía de Charlotte en 2007, era competente para ser juzgado en un tribunal.

A casi un año en el Cuarto Circuito, con sede en Richmond (Virginia), Díaz contó a Efe que ha sido una "experiencia enriquecedora", con largas horas de trabajo pero que ha disfrutado "cada instante".


La instancia resuelve sobre las apelaciones hechas por las cortes de distrito del circuito federal que corresponde a los estados de Alabama, Florida, Georgia, Kentucky, Missisipi, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Tennessee.



"Era necesario tener una voz latina en esa instancia y espero que más latinos sirvan a nuestro país de la misma manera que yo lo hago", añadió el magistrado, de 51 años.



Sin embargo, para llegar a esa posición, este neoyorquino, originario de Broo-klyn, tuvo que vencer muchos obstáculos desde su niñez, cuando a los cinco años sus padres se divorciaron y su madre asumió su crianza y de sus dos hermanos.


PROGRAMA DE MENTORES

En 2005 creó un programa de mentores para estudiantes de colegios intermedios del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) que agrupa a abogados con los adolescentes durante la hora del almuerzo. Los juristas visitan las escuelas, explican su trabajo, y motivan a los jóvenes que continúen con su formación. 
"En un futuro me sigo viendo como un mentor para la juventud, sobre todo la hispana, para que se sientan orgullosos de sus raíces y que no olviden de donde provienen", concluyó. Díaz está casado con Hilda Carmen Díaz, gerente de las enfermeras de CMS y tiene dos hijas, una con una

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]