Skip to main content
Unable to create scaled Thumbnail image.

Hispanos mueren por trabajar

May 3, 2012

"piden a las autoridades implementar leyes que los protejan y aumentar las penalidades a los empleadores que las rompan

En Carolina del Norte el 30 por ciento de las fatalidades que ocurren en los lugares de trabajo son de hispanos.  Organizaciones piden a las autoridades implementar leyes que los protejan y aumentar las penalidades a los empleadores que las rompan

VIDEO

Víctor Toledo se accidentó en un campo de chile /W.G.

Víctor Toledo se accidentó en un campo de chile /W.G.

Representantes de organizaciones manifestaron su preocupación por la situación/ W.G Representantes de organizaciones manifestaron su preocupación por la situación/ W.G

Representantes de organizaciones manifestaron su preocupación por la situación/ W.G

Estos zapatos representan a los trabajadores que perdieron sus vidas/P.J

Estos zapatos representan a los trabajadores que perdieron sus vidas/P.J

Por Paola Jaramillo

RALEIGH- Desde hace 13 años, Víctor Toledo, originario del estado de Morelos (México) viene como trabajador temporal con visa H2A a laborar en uno de los campos de chile cerca a la localidad de Dudley, al este de Carolina del Norte. Llegó hace un mes, pero su labor se vio interrumpida el 13 de abril, cuando estando sentado en una máquina plantadora, y al mover sus pies entumecidos por conservar la misma posición durante horas, hizo que uno de ellos se enredara con la infraestructura del aparato. Como consecuencia, sufrió una lesión. Hoy, está esperando que el seguro pague su incapacidad -la cual puede ser mayor a dos meses-. “Mi patrón se ha portado bien” dijo en entrevista con La Conexión, “he corrido con suerte. En otros lugares se escucha que los problemas no se resuelven y quedan impunes. Hay muchas injusticias”.

Como Toledo, son decenas los trabajadores que se accidentan mientras realizan su labor, especialmente en las industrias de la construcción y agricultura, y otros mueren. Fue por ello, y en conmemoración del Día Internacional de Trabajo, celebrado, ayer martes primero de mayo, que organizadores comunitarios y miembros de asociaciones, se reunieron, como preámbulo, el viernes 27 de abril, en las afueras del Departamento de Labor en Raleigh y entregaron, tanto a los presentes como a las autoridades, el informe titulado, Trabajadores de Carolina del Norte: Muriendo por un trabajo. Un reporte de las fatalidades en 2011.

De 18 páginas, fue elaborado por el Concilio de Salud y Seguridad Nacional, el Comité del Día de los Trabajadores de Carolina del Norte y el Comité de Organización de Trabajos y Justicia del Triángulo, en honor a los hombres y mujeres que perdieron la vida en sus empleos el año pasado.

DesproporciÓn  en hispanos

Según la investigación, el panorama no es nada alentador, y más para los latinos, que pese a ser el 8.4 por ciento de toda la población estatal, son el 30 por ciento de los que murieron en las industrias.  “Hay un riesgo enorme y se refleja en el informe” dijo a La Conexión, Angeline Echeverría, directora ejecutiva de la organización El Pueblo; que junto a Ajamu Dillahunt y Harry Payne del Centro de Justicia de Carolina del Norte, el reverendo Duane Beck y Maybe McMillan de NC AFL-CIO; fueron los voceros del encuentro. “El mensaje de los grupos es que estas muertes en el trabajo deben parar, no solo en los latinos, sino en todos los que hacen que el estado funcione y la economía prospere cada día” mencionó.

Los de nuestra comunidad, mueren en forma “desproporcionada”. “Por los últimos 15 años, los hispanos han jugado y desempeñado un  importante rol especialmente en la construcción y agricultura”, argumenta el texto. De 17 hispanos que fallecieron, 16 laboraban en alguna de las dos áreas.  “Hay preocupación”, señaló Echeverría; “estamos mayormente representados en una de las industrias más peligrosas, los empleadores no están proveyendo entrenamiento como se requiere y el equipo de seguridad es insuficiente. Juntos, son factores que agravan la situación” mencionó.

83 trabajadores

Acorde con el reporte, en Carolina del Norte un total de 83 trabajadores perdieron la vida por causas relacionadas con su labor en 2011, de las cuales, aseguraron, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, OSHA por sus siglas en inglés; solo reportó 53. “El informe oficial, falló en no contar las muertes de tránsito ocurridas en vehículos de trabajo y también de empleados independientes. La mayoría de los fallecidos fueron hombres (78) y tres mujeres; en el resto, el género no fue identificado”.

Penalidades leves

La investigación también denuncia las bajas penalidades que en materia económica reciben los patrones al infringir leyes. “Nuestro análisis de los datos de inspección encontró que en los casos de fatalidades citados por OSHA, al menos una violación a las reglas fue encontrada con multas bajas de $3.250, cuando deberían ser al menos de $7 mil. En la mayoría de los casos, llegan solo a la mitad”.  Acorde con Echeverría, esto se debe a que para los empleadores resulta más barato pagarlas que comprar el equipo de seguridad e invertir en educación. “Hay que imponer castigos más severos para desanimarlos porque cuando hacen sus cálculos sale más barato seguir trabajando así, que implementar todas las leyes. Es un pecado”.

Legislaciones

Al finalizar, el informe realiza una serie de recomendaciones. Entre éstas y por mandato federal, sugieren incrementar las penalidades impuestas por OSHA a empleadores que rompan la ley, establecer un programa de prevención de heridas, y cambios a la legislación federal para que este tipo de acciones dejen de ser menores y se conviertan en criminales.

A nivel estatal, instan a lanzar un programa con énfasis especial en los trabajadores hispanos que abarque tanto a ellos como a sus patrones, asegurarse que los negocios pequeños cuenten con el debido seguro, un agresivo enforzamiento de los estándares de la construcción para protección de caídas, adoptar reglas en la agricultura que resguarden a los jornaleros del llamado “golpe de calor”, y asegurarse, por ley estatal, que los propietarios no obtengan contratos gubernamentales, si han recibido multas o han sido investigados por no cumplir con las reglas en materia de seguridad.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes
[/codefilter_code]