Skip to main content

Experiencias diarias como latino/hispano en Carolina del Norte

August 31, 2012

Experiencias latinas en Carolina del Norte

Lee este artículo en inglés

Estamos interesados en saber acerca de las experiencias buenas y malas. Envíe sus comentarios, respuestas o experiencias a: Experienciaslatinas@laconexionusa.com

Ser latina en Carolina del Norte puede ser a veces confuso. Tal vez, porque me encuentro nadando en un mar de incertidumbre en cuanto a la aceptación social. Como estadounidense hija de puertorriqueños, mi piel es ma-rrón y la gente reconocen mi etnia inmediatamente. Y a veces me puede tratar de esa manera. No tienen otra pregunta más que indagar si soy mexicana o puertorriqueña. Algunos, cuestionan mi educación, situación económica e incluso mi inteligencia.

Por Ivonne Acosta

En un esfuerzo para adquirir un nuevo teléfono celular en una gran tienda en Apex, se me acercó un vendedor ofreciendo su asistencia. Su voz, pudo sonar cortes pero fue un gran esfuerzo que no sentía como tal. El vendedor me tomó por el brazo me condujo hacia la zona de los celulares. Hablandome lentamente, me preguntó: “¿Pue-do ayudarle?” Sí, respondí. Expliqué también que soy muy fluida en inglés. Con cierto alivio en la voz,  

ella exclamó: “¡Oh, eso es bueno!” Ella pasó a decirme que había algunos teléfonos celulares en venta. (Estaba buscando uno en descuento). Ella pasó y me dijo que yo no necesitaba un celular con demasiadas aplicaciones. (¿Cómo sabe?) Continuó, “Puede ser demasiado complicado para usted”. (¿Cómo sabe? Tengo dos maestrías universitarias y estoy muy bien informada sobre la tecnología moderna). Ella continuó diciendo, “hay un celular muy simple y fácil de usar, etc.... La miré y me pregunté si ella pensaba que yo era analfabeta o simplemente estúpida e incapaz de aprender.

La persona de ventas quedó sorprendida, cuando pedí comprar el última versión disponible del I-Phone. Después de completar mi compra salí de la tienda con mi pensamiento en estado confuso. El guardia de seguridad al ver mi bolsa de compras me dijo: “¡Hasta luego!”

¿Por lo tanto, pregunto, crees que fue una experiencia de servicio al cliente buena para mí? ¿Crees que esta tienda merece mis 429 dólares?

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes