Skip to main content

Exigen respuestas en el caso del asesinato de Eleazar Herrera

April 18, 2012

Los presentes expresaron su dolor y pidieron justicia en el caso del asesinato del joven dominicano Eleazar Herrera

Los presentes expresaron su dolor y pidieron justicia /W.G

VIDEO

Nury Brach, madre de Eleazar, sostiene un cartel con la fotografía de su hijo

Nury Brach, madre de Eleazar, sostiene un cartel con la fotografía de su hijo /W.G

Los manifestantes exigieron que se atrape a los responsables

Los manifestantes exigieron que se atrape a los responsables /W.G

RALEIGH- Familiares y amigos de un joven de origen dominicano marcharon por las calles del centro de la ciudad el pasado viernes 13 de abril, reclamando justicia, y exigiendo a las autoridades esclarecer las circunstancias en que Eleazar Herrera perdió la vida el 15 de enero.

POR WALTER GÓMEZ
Y PAOLA JARAMILLO

“A tres meses de su asesinato no tenemos respuestas y queremos justicia”, exclamó quebrada en llanto Nury Brach, mamá de Eleazar, en la entrada del edificio de la Corte de Justicia del condado Wake. La nutrida y ruidosa caravana partió cerca de las 4:30PM del parque Moore Square con rumbo a este edificio, vistiendo camisetas negras con la foto de Eleazar, carteles con mensajes de recordación, y un grito al unísono de ¡justicia!

“Toda la familia está mal, era la luz que nos mantenía juntos. Era el chistoso y lo extraño mucho. Casi me desmayo cuando me enteré lo que le había pasado. No lo creía y todavía no lo creo”, expresó a La Conexión, Manuel, hermano mayor de Eleazar. “Hablo con la policía y siempre nos dicen la misma cosa, que no tienen nada para informarnos. Mis primos están cooperando, pero no agarran a nadie”, señaló.

SE DETUVO PARA AYUDAR

El domingo 15 de enero en horas de la madrugada, Eleazar regresaba de una fiesta en casa de su hermano junto a dos de sus primos cuando se detuvo a socorrer -lo que él creyó- era un accidente de tránsito.  “Ellos (mi hijo y sobrinos) se bajaron para ayudar y dos personas, le preguntaron si estaban con los ladrones. Les dijo que no. Uno tenía como un hierro y al otro lo vieron armado, entonces al notar la situación trataron de meterse en el carro. Lo acuchillaron cuando ingresaba al auto. Le dijo a mis sobrinos: “-Mira, me apuñaló-”, relató a los medios Brach.

Eleazar, entonces de 20 años, fue trasladado al hospital, donde más tarde falleció. “Estamos sufriendo demasiado, mi familia está destrozada. Cuando estamos juntos no podemos vernos a los ojos”, indicó entre lágrimas Nury. “Era trabajador, alegre, el más amado, consentido por su madre y todos sus hermanos y amigos. Tenemos cuatro hijos y dos sobrinos, él era del medio. Vivía feliz, le gustaba cocinar y disfrutaba su trabajo en la construcción”, describió a su hijo, que vino a Estados Unidos cuando tenía 6 años.

SIN AVANCES

Según la policía, dos hombres, Ronald Steven Earl Gaither, de 23 años y Terrell Gaither Hilliard de 19, fueron detenidos y acusados de robo en primer grado, y hurto de un vehículo de motor pero ninguno está relacionado con el asesinato de Eleazar, según dijo a La Conexión, Jim Sughrue, vocero de prensa del Departamento de Policía de Raleigh. “Hasta ahora, no parece haber una conexión entre el homicidio de la New Hope Road y los arrestados previamente en relación con el robo de Wallingford Drive”. Señaló que los sospechosos que se buscan con relación a la muerte de Herrera son dos hombres afroamericanos. El primero cercano a los 20 años, mide 5 pies y 10 pulgadas y con un peso aproximado entre los 180 y 210 libras. Color de piel medio oscura y complexión media de su cuerpo. Éste se cree, usaba gorra en su cabeza y chaqueta de color negro que cubría una camisa blanca, sus pantalones eran oscuros al igual que los zapatos. El segundo, también rondando los 20 años, mide 5 pies y 7 pulgadas, delgado y de ligera complexión de su cuerpo. Usaba una sudadera con capucha de color gris que cubría su cabeza y puede tener el cabello trenzado.

No obstante, para Nury , las cosas son claras: “Tuvo que ser alguien de ahí mismo, no puede ser que vayan tres meses y no aparezcan los culpables. Si no fuera un dominicano o hispano, estarían trabajando más, tocando puertas”, declaró. “No tenemos abogado y vamos a necesitar uno para hacer una queja formal contra la policía”, destacó.

QUÉ DICE LA POLICÍA

Sughrue, indicó a La Conexión que “los detectives asignados al caso han trabajado horas y horas desde el primer día de la muerte de Eleazar y continúan haciéndolo”.  De acuerdo con el vocero, uno de los pasos que se tomó fue envolver en una conferencia de prensa que se realizó el 21 de febrero a la madre y hermanos de Herrera.

“El Departamento está trabajando duro de resolver este caso y continuará haciéndolo” mencionó. Y pidió que si alguien tiene información adicional que pueda conducir a la captura de los culpables se comunique al número de teléfono (919) 834-HELP. “Al final, la información del público será de vital importancia para resolver este caso y traer justicia social”, concluyó.

Publicidad: