Skip to main content

Aplazan caso de mexicano deportado

August 15, 2012

Felipe Bautista Montes sigue a la espera de un juicio

Felipe Bautista Montes sigue a la espera de un juicio /Cortesía

SPARTA- La agonía del mexicano deportado que regresó con permiso especial a Carolina del Norte para luchar por la custodia de sus tres hijos continúa al suspenderse, el pasado viernes 10 de agosto, el juicio en una corte familiar del estado.



POR ALEXANDRA VILCHEZ

Felipe Bautista Montes, de 32 años, no pudo ver en persona al juez del caso, Michael Duncan, del condado Alleghany, localizado al oeste del estado, que se excusó por razones médicas, extendiéndose posiblemente la audiencia para el próximo 24 de agosto. "Mi cliente está desilusionado porque no ha tenido su día en corte", afirmó a Efe Donna Shumate, abogada del mexicano en el proceso familiar, y "aunque ha visto a sus hijos, esperemos que pueda solucionarse pronto la custodia y que regresen a México".



Bautista Montes recibió la libertad condicional por 90 días el pasado 25 de julio y viajó a la pequeña ciudad de las montañas de Carolina del Norte el 1 de agosto, con la esperanza de recuperar a los pequeños Isaías (4), Adrián (2) y Ángel (1).

El mexicano fue deportado al vecino país el 3 de diciembre de 2010 tras ser detenido varias veces en Sparta por conducir sin licencia y registración del coche. Marie Montes, su esposa, perdió la custodia de los menores por falta de recursos económicos, tener problemas mentales y de adicción a las drogas, por lo que fueron puestos en hogares de cuidado temporal por las autoridades de los Servicios Sociales (DSS) de Alleghany, que ahora buscan la adopción.


En las afueras de la corte del condado, los representantes del Consulado de México para las Carolinas y la abogada de inmigración Ana Robertson, contratada por la entidad para tramitar el perdón, reiteraron el compromiso de seguir apoyándolo. Estamos comprometidos con el señor Montes y de resolverse el caso a su favor, realizaremos los trámites correspondientes para enviarlo junto a los menores a México", declaró a Efe Selene Barceló, cónsul adscrita.

Por su parte, Robertson reiteró que las autoridades de ICE están "consientes" de que el proceso de custodia familiar puede durar más de tres meses."De pasar los 90 días, Montes tendrá que regresar a México y tendremos que volver a tramitar el perdón. Sin embargo, ICE ha colaborado mucho con este caso que consideramos poco común", agregó.



Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes