Skip to main content

Acusan a sistema escolar de Wake de discriminar a hispanos

May 16, 2012

María Rosa Rangel (i), Tony Tata y Elisa Caballero Miller de las escuelas públicas de Wake

María Rosa Rangel (i), Tony Tata y Elisa Caballero Miller de las escuelas públicas de Wake/ W.G

RALEIGH- Como un "mal entendido, un incidente desafortunado y falta de información", calificaron voceros del sistema público escolar de Wake, las acusaciones de dos grupos de defensa de derechos civiles que los culpa de discriminar a familias de estudiantes hispanos al no proporcionarles información en español.



Por Paola Jaramillo

"Nos tomó por sorpresa porque contamos con 27 traductores, la mayoría hispanos, que trabajan en nuestras escuelas. El compromiso con estas familias ha sido una prioridad", enfatizó en conferencia de prensa con medios de comunicación hispanos, el jueves 10 de mayo, María Rosa Rangel, portavoz de WCPSS y enlace para los latinos, quien además aseguró que las autoridades escolares se comunicarán con las familias que han presentado las quejas para buscar soluciones a sus inquietudes, aunque hasta la fecha, desconocían quiénes eran, en cuáles escuelas había sucedido estas situaciones y los nombres de los estudiantes. "No sabemos nada. Lo que nos llama la atención es que nunca acudieron a nosotros sino directamente a las instituciones. Desconocíamos la situación".

LA QUEJA

En una carta enviada el martes 8 de mayo al Sistema Escolar del condado Wake (WCPSS), el Southern Poverty Law Center (SPLC) y el Proyecto de Defensa de Servicios de los Niños del Legal Aid of North Carolina (ACS), amenazan con presentar una demanda ante el Departamento de Educación de EE.UU de no realizar cambios.



Los grupos plantean tres casos en específico de padres con limitación del idioma inglés (LEP) que no recibieron información importante sobre suspensiones de largo plazo de sus hijos, proceso de apelación, y opciones de educación especial en su idioma natal.

 Este tipo de alegaciones las tomamos muy en serio" dijo, en la misma reunión, Tony Tata, superintendente del WCPSS. "Estamos trabajando con el Departamento Legal para responder a las necesidades de esta comunidad", mencionó.

¿DISCRIMINACIÓN?

Según las organizaciones, al proporcionar en inglés la documentación a los padres que no dominan el idioma, el sistema escolar "ha discriminado en contra de estos estudiantes y violado las leyes estatales y federales".



No obstante para Rangel, la situación es un "mal entendido". "Nosotros tenemos todos los documentos en español, además, los padres deben entregar al profesor, firmado, un papel (en español) donde confirman que han leído junto a sus hijos, las políticas y procesos de suspensiones".

Con referencia a las opciones de educación especial, afirmó que "con mayor razón, están traducidas" ya que de lo contrario, "estarían violando el Título VI de la ley de Derechos Civiles".

HASTA EL 21 DE MAYO

La población hispana en estas escuelas es la de mayor crecimiento del sistema educativo, que representa el 15 por ciento del total de 146.000 estudiantes.
 Los grupos de defensa sugieren medidas precisas que debe adoptar para hacer cumplir con la ley incluyendo contratar personal que hable español para trabajar exclusivamente en situaciones disciplinarias.



Éste es el segundo distrito en Carolina del Norte que recibe "amenazas" de grupos de derechos civiles por supuestamente discriminar contra estudiantes y familias hispanas.

 En mayo del 2011, el SPLC presentó una queja formal al Departamento de Educación contra el Sistema Escolar de Durham (DPS), por situaciones en las que estos no se sentían bienvenidos y percibían un "ambiente hostil".



WCPSS tiene 10 días (21 de mayo) para responder a las quejas antes que las organizaciones contacten a la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación en Washington DC.

Publicidad:

Premium Drupal Themes by Adaptivethemes